miércoles, 19 de septiembre de 2012

CORTO DE WALT DISNEY / SALVADOR DALÍ



Allá por el año de 1945 se conocieron Dalí y Disney, y de la admiración mutua salió un proyecto de un cortometraje de animación que pretendía reflejar el mundo onírico y surrealista del pintor ampurdanés. La idea era arriesgada y tan experimental que al final, Disney, abandonó el proyecto aduciendo problemas financieros. Bueno, hay que tener en cuenta que estábamos a finales de 1945, y se siguió con el proyecto en 1946, final de la Segunda Guerra Mundial, y la economía no estaba como para muchas aventuras. De  “Destino” (en castellano en el original), que así se titulaba la cinta, sólo se grabaron unos 20 segundos que durmieron el sueño de los justos en una polvorienta caja del sótano de la famosa factoría. Aunque se conocía su existencia, la película se dio por perdida durante muchos años, hasta que, Roy Edward Disney, no sólo la encontró, sino que en 1999 se propuso terminar el proyecto de su tío. En 2003 se estrenó el cortometraje en el Festival de Cine de Animación de Annecy (Francia) y se incluyó en el "Animation Show of Shows" de ese mismo año.


Dalí, que era un grafómano (tengo pendiente escribir sobre el Dalí literato), dejó muchas notas sobre este proyecto y bocetos, lo que facilitó el trabajo. El título del corto se basa en la canción homónima del compositor mexicano Armando Domínguez (“El Chamaco”), cantada en la película por Dora Luz. El guión es de Salvador Dalí y John Hench, y el argumento cuenta como el dios Cronos se enamora de una bella mujer mortal, un amor imposible, vamos. Aquí están los 6, 32 minutos de esta maravilla que recomiendo ver a pantalla completa.


Si no puede ver el vídeo siga el enlace

Ver también: El Gran Masturbador

2 comentarios:

  1. Javier,
    ¿Sabes si se conserban estos 20 segundos originales? Este dato de la película no lo conocía y sería interesante verlos o saber qué fragmento de destino corresponde a estos segundos.

    ResponderEliminar
  2. Hola

    No estoy muy seguro, pero parece que esos 20 segundos originales se usaron para hacer un primer boceto que se utilizó para ver si era viable el proyecto, pero ese segundo intento por llevar a buen término el proyecto tampoco fraguó. Creo que esos fotogramas son los del jugador de Béisbol y una escena con tortugas que luego se añadieron a otra película, “El soldadito de plomo”. Aunque la animación es tradicional, en esta copia hay algunos efectos digitales, según he podido leer por ahí.

    Hablando de otra cosa, he visto en tu blog el trabajo de ilustrador de portadas de libros que realizó Dalí. Resulta que Tàpies también comenzó dibujando portadas para la editorial de su padre, aunque como experto esto ya lo debes saber. Yo hablé de ello aquí:

    http://javiercoria.blogspot.com.es/2012/02/muerte-de-antoni-tapies-una-curiosidad.html

    Y aquí comento una novelita de misterio del padre de Tàpies:

    http://javiercoria.blogspot.com.es/2012/03/los-crimenes-del-fantasma.html

    ResponderEliminar