sábado, 7 de enero de 2017

Punto Neno: El lugar más aislado de la Tierra



Que en la Luna existe un cráter con el nombre Jules Verne –en el lado oscuro y con 143 kilómetros de diámetro- es más o menos conocido, pero lo es menos que en la Tierra tengamos un punto geográfico con el nombre de uno de los más famosos personajes del escritor galo, el capitán Nemo.

Cráter Jules Verne

El Punto Nemo es el punto en el océano más aislado que existe, el más alejado de cualquier masa de tierra, el punto, de alguna forma, más solitario del planeta. Se encuentra en el Océano Pacífico Sur, al norte de la isla Maher (que está junto a la Antártida) y al sur de la isla Ducie y de Motu Nui (un islote junto a la isla de Pascua).



¿POR QUÉ ESTE NOMBRE?

Pues supongo que Hrvoje Lukatela, cartógrafo y geodesta de origen croata que reside en Canadá, es un lector de Julio Verne y se percató de una de esas misteriosas casualidades, o mejor dicho, causalidades a las que nos tiene acostumbrado el abuelo Verne. Si el capitán Nemo, ese pirata filolibertario, ese misántropo que navegaba en su particular icaria submarina, el Nautilus, si el capitán Nemo, repito, quisiera aislarse del mundo buscaría una isla cercana a este punto del océano. Y así lo hizo Verne, ya que la imaginaria isla Lincoln de la novela La isla misteriosa (publicada por entregas desde 1874 y en formato libro en 1875) estaba relativamente cerca de este punto, exactamente en el Pacífico Sur, a 34º, 57’ de latitud sur y 150º, 30’ de longitud oeste. ¿Dónde está el misterio?, pues en que el Punto Nemo no pudo ser definido hasta los estudios del citado Lukatela, exactamente en 1992.



BLOOP: ¿EL GRITO DE NEMO?

Y ahora sí que terminaran de asombrarse o de tomarme por loco, les cuento: En 1997, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (cuyas siglas en inglés son NOAA) detectó un sonido submarino de ultra-baja frecuencia de origen desconocido. En la época de la guerra fría, la marina de EE.UU. había dispuesto millares de micrófonos submarinos con el objeto de detectar posibles incursiones de los submarinos soviéticos. Durante varios días del verano de ese año, los micrófonos, incluso los más alejados, detectaron un sonido potentísimo que bautizaron con el nombre de Bloop, y claro, este sonido se produjo en esa zona del Pacífico Sur donde se encuentra en Punto Nemo. Aunque la explicación más lógica llevó a los científicos a pensar que los sonidos podían ser el resultado de unos terremotos de hielo causados por el resquebrajamiento de grandes icebers, la verdad es que nunca se dio una explicación cerrada del asunto. También se habló de calamares gigantes o ballenas aún más grandes que la conocida ballena azul. Como ven, todo muy verniano, pero los seguidores de H.P. Lovecraft, también tienen su predicamento en esta historia. Resulta que cerca de este punto, el escritor de Providence situó la ciudad sumergida de R’Lyeh, que aparece en la novela La llamada de Cthulhu (1926). ¿Y cómo se comunican las entidades mitológicas de esta ciudad? Sí, con sonidos de ultra-baja frecuencia.



Ahora que se habla del fin del mundo me viene a la memoria un neologismo utilizados por los vulcanólogos de habla inglesa, se trata del Verneshot (¡otra vez Verne!), que sería una erupción volcánica de tal magnitud que terminaría con todas las especies vivientes de la faz de la tierra, banqueros y notarios incluidos.


En fin, dijo Verne que con lo que no sabían los científicos se podría escribir una biblioteca entera, y espero que esta hipótesis se quede en eso, que el fin del mundo ahora no me viene bien, quizá más adelante.


---------------------------
Por si alguien quiere perderse de verdad ponga estas coordenadas en su navegador, eso sí, llévese por lo menos un flotador:

POINT NEMO: 48º 52’ 36’’ S, 123º 23’ 36’’ W

En decimal: -48.876667º, -123.393333º

Publicado también en la Revista Rambla

------------

También en este blog: Isla perdida del Pacífico Sur


----------

Un medio de comunicación del Perú, también se hizo eco de esta nota: Perú.com

Y...

En el ABC España


Nota: Exhumo este post que fue viral en diciembre de 2012.

23 comentarios:

  1. Que interesante, Javier, me encantan estas historias que nos cuentas, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, y el del los libros emparedados de Barcarrota, también. Me tienes desde ya como lectora del blog.

    ResponderEliminar
  3. Como curiosidad, los de Google Maps ¿se han olvidado de ese punto no?
    Con esa direccion no encuentra nada.

    ResponderEliminar
  4. Guerra fría en 1997? Por lo demás, muy fabuloso e interesante

    ResponderEliminar
  5. Buscando este punto en Google Earth, hay una foto de una bolsa de plástico justo en ese punto. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, estimado. Como chileno, se suele escuchar que ese punto es Isla de Pascua, pero sin ningún estudio que lo avale. Supongo que solo es un mito chovinista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante artículo. No sé si es una errata o no, pero 1997 y en plena guerra fría??

    ResponderEliminar
  8. En Google Maps tiene que poner las coordenadas en decimal, en un punto en el mar, pero se va alejando la imagen verá las costas cercanas

    ResponderEliminar
  9. Sí, yo he copiado y pegado: -48.876667º, -123.393333º en el navegador del Google Maps y me sale. Curioso.

    ResponderEliminar
  10. Tema interesante. El punto Nemo es un ejemplo de polo de accesibilidad. ¿Qué es un polo de accesibilidad? La definición más rápida es decir que es "el lugar más lejos de". En el caso del punto Nemo, es el polo de accesibilidad de tierra firme.
    Por cierto, el artículo está errado, dice "Se encuentra en el Océano Pacífico Sur, al norte de la isla Ducie, al noreste de la isla Maher y por el sur de Marie Byrd Land, en la Antártida". Es al revés. Está al sur de la isla Ducie, al suroreste de la isla Maher y al norte de la Antártida.

    ResponderEliminar
  11. Gracias y sí, los micrófonos datan de la Guerra Fría, pero se coló una errata que ya está corregida, gracias de nuevo por el apunte.

    ResponderEliminar
  12. Interesante artículo que sirve de demostración de que el antropocentrismo es un ingrediente del que no podemos prescindir. Ese Punto Nemo, efectivamente, es el que elegiría el capitán del mismo nombre para aislarse del mundo, para desaparecer, porque "nemo" significa "nadie".
    Saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Ignacio por la corrección, que ya está subsanada. Con las prisas...

    ResponderEliminar
  14. Sí, si pones las coordenadas decimales en el Google Earth aparece, pero si acercas la imagen, se ve una marca de agua, nunca mejor dicho, que pone Nemo, o son imaginaciones mías...

    ResponderEliminar
  15. un intesresante post, desconocia la existencia de esta paradisiaca isla Principality Of Sealand, La Nación Mas Pequeña Del Mundo

    http://nomadaq.blogspot.com.es/2012/12/principality-of-sealand-la-nacion-mas.html

    ResponderEliminar
  16. Me he dado un paseo por su blog y es muy interesante, una isla entre tantos temas tecnológicos o noticias de impacto pero corto recorrido. Gracias.

    ResponderEliminar
  17. Corrigiendo a la correccion: el punto Nemo está al norte de la isla Maher ( que está junto a la Antartida) y al sur de la isla Ducie y de Motu Nui (un islote junto a la isla de Pascua en la imagen del mapa que pones)

    Gracias por la historia verniana, que chula

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Santiago, a estas alturas ya no sé dónde está el punto marítimo de marras, me fío de ti y he vuelto a corregir del texto como indicas pero ya no lo toco más, porque, a todo esto, pese hacer la mili en la marina y tener el grado de "Marinero de Oficio" me dan yuyo las mares oceánicas, palabrita del niño Jesús.

    Por cierto, gracias a los que han entendido que el texto sobre el misterio del sonido “Bloop”, sonido de ultra-baja frecuencia, está encuadrado en un contexto literario y fantástico, citando a Verne y Lovecraft.

    ResponderEliminar
  19. Con tu permiso, me llevo este post a mi blog con el enlace, claro.

    ResponderEliminar
  20. El punto Nemo es donde estaba Atlantis en algún punto de la historia

    ResponderEliminar