domingo, 13 de noviembre de 2011

LETRAS POPULARES (CÁTEDRA)


La Editorial Cátedra lanza una interesante colección sobre literatura popular. Como saben que en este blog nos gusta seguir las novedades de estos géneros, les traigo aquí la noticia. A falta de echarle un vistazo a alguno de los interesantes títulos ya publicados, les transcribo la nota de prensa de presentación de Letras Populares.

NOTA EDITORIAL

“La literatura popular fascina por igual a lectores de todas las edades desde la explosión de los géneros literarios populares a finales del siglo XIX hasta hoy. Letras Populares, la nueva colección de Cátedra, trae todo un tesoro de libros de aventuras, ciencia ficción, fantasía, terror, género negro o cuentos de hadas entre otros.

Con el esmero habitual que Cátedra pone en sus libros, cuidadas ediciones y escrupulosas traducciones, Letras Populares quiere proporcionar al lector un escaparate de la moderna literatura popular, subrayando la relevancia cultural y la influencia social y artística de las obras y autores incluidos en el catálogo. Además, por primera vez en España, las amplias introducciones y notas que acompañan a las obras permiten valorar y contextualizar este tipo de literatura.

Letras Populares nos ofrece una buena ocasión para comprobar que la buena literatura no siempre está reñida con lo comercial y  que hasta los más prestigiosos escritores de nuestro tiempo se sirven constantemente de los géneros y motivos populares. Así, su selección de títulos procura un debate sobre las fronteras de los géneros literarios y el propio concepto de calidad literaria.

En las montañas de la locura, de H.P. Lovecraft, Nosotros, de Evgeni Ivánovich Zamiátin, La pequeña pasión, de Pilar Pedraza y Dudo Errante, de Russell Hoban son los primeros títulos de la colección.”


La pequeña pasión (Pilar Pedraza) es el relato en primera persona de Leonisa, quien, a la manera de una Alicia contemporánea, padecerá a lo largo de las páginas una larga caída en compañía de pesadillas, monstruos, fantasmas y otros seres siniestros hasta alcanzar el fondo de un oscuro pozo, donde tendrá que vérselas con lo más recóndito de sí misma. En esta novela de terror cotidiano y contemporáneo, la protagonista se enfrenta al resquebrajamiento de su propia realidad. De todas las novelas de Pilar Pedraza, La pequeña pasión es la que presenta un mayor desafío para el lector por su riqueza de matices, símbolos, referencias culturales y alegorías. Gatos, insectos, muertos vivientes, espectros, martirios, perversiones y emanaciones del alma forman parte del rico decorado de este penetrante descenso de la protagonista, Leonisa, a los infiernos de su propio ser.


Narrada en forma de diario, Nosotros (Evgueni Ivánovich Zamiátin) es el recuento de las reflexiones y desventuras de D-503, el Constructor de la nave Integral, vehículo que habrá de imponer el bienhechor yugo de la razón a los ignotos seres de otros planetas. D-503 vive dentro del Muro Verde en el Estado Único gobernado por el Benefac­tor y, bajo un cielo siempre azul, disfruta de su estado de no-libertad, de una felicidad idéntica a la del resto de sus conciudadanos, superado al fin el estado de salvaje libertad de anteriores civilizaciones. Y así transcurren los días para D-503 hasta que una pequeña nube empaña su tranquilidad: una mujer, I-330, le muestra un mundo completamente desconocido para él, un mundo de enfermedad y pasiones, un mundo prohibido y desterrado hace mucho tiempo de la sociedad. ¿Es «Nosotros» una crítica al comunismo, una fábula sobre el cristianismo, sobre el conflicto del consciente y el inconsciente, un alegato contra la alienación del hombre o un sencillo libro de aventuras? La obra maestra de Zamiátin sigue generando nuevas interpretaciones, a veces incluso contra­puestas, pero lo que no admite discusión es que se trata de un libro apasionante, cargado de poesía y de humor, una de las grandes novelas del siglo XX.


H. P. Lovecraft escribió En las montañas de la locura a comienzos de 1931, y la novela se publicó por primera vez en tres entregas en 1936, en la revista «pulp» «Astounding Stories». Influida por los gélidos paisajes salidos del pincel y la imaginación de Nicholas Roerich, «En las montañas de la locura» resume la fascinación por la Antártida que el escritor sintió durante toda su vida. Siendo niño, Lovecraft seguía con entusiasmo los noticieros e informes sobre las incursiones al Polo Sur de exploradores como Borchgrevink, Scott o Amundsen, y su misma hipersensibilidad al frío pudo servirle de inspiración para esta historia de terror creciente y envolvente. En ella, unos científicos viajan al continente helado y descubren un misterio de horrible naturaleza que deciden mantener cautelosamente en secreto. Pero el anuncio de una nueva expedición a la Antártida les obligará a revelar la terrible verdad: terroríficas y extrañas criaturas procedentes de otras dimensiones pueblan la Tierra y amenazan la vida humana y el mundo tal y como lo conocemos.


Dudo Errante (Russell Hoban) tiene lugar en un momento impreciso más allá del año 4.000 de nuestra era, dos milenios después del holocausto nuclear, entre las ruinas de una sociedad de cuyo pasado nada se recuerda. No quedan registros escritos y toda la información de la época anterior a los denominados Malos Tiempos está encriptada en cuentos y leyendas populares. En este paisaje destruido, los hombres intentan comprender el sentido del despojos tecnológico que les rodean y reencontrar el camino a los Buenos Tiempos. El protagonista, Dudo Errante, celebra su décimo segundo cumpleaños matando al último jabalí sobre la faz de la tierra. Tres días después, su padre muere en las excavaciones del Vertedero de la Viuda y el muchacho hereda el cargo de nexo del Zercado de Como, la responsabilidad de aportar a su tribu interpretaciones proféticas de los guiñoles oficiados por los siniestros líderes políticos y religiosos del territorio. Pero Dudo se topa con una extraña marioneta semienterrada, abandona furtivamente la tribu, retoma la vieja amistad del hombre con los perros y se lanza a la peligrosa búsqueda de la verdad y el conocimiento, enfrentándose al orden establecido en su viaje a los grandes secretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario