miércoles, 25 de marzo de 2015

“Bestiario de greguerías” ilustrado por David Vela


Por: Javier Coria

“Un bestiario de lo cotidiano, surrealista, donde el hombre es el más risible de los monos, y la avispa, la más cursi de las señoritas”. Esto nos dicen en la introducción del libro Bestiario de greguerías, con textos de Ramón Gómez de la Serna y las ilustraciones del dibujante aragonés David Vela, publicado por la editorial ACVF Editorial (La Vieja factoría).

Entre el aforismo y la metáfora, las greguerías son esas frases, por lo general cortas, que expresan con ironía y humor un pensamiento original basado en la contraposición o la asociación libre de objetos y conceptos. Aunque pueden tener origen espontaneo, se necesita mucha maestría para sintetizar un pensamiento, a veces complejo, en unas pocas líneas. Me recuerdan las llamadas asociaciones paranoicas de Lidia de Cadaqués (Lidia Nogués), la “maga blanca” que tanto influyó al joven Dalí. Cuentan que en un paseo en barca de Lidia con sus hijos y su amor platónico, Eugeni D’Ors, se entabló una discusión entre los muchachos y el escritor. Al arribar a puerto, los hijos de Lidia le recriminaron que se pusiera de parte del literato, a lo que Lidia les contestó: “La miel es más dulce que la sangre”, frase que referida por Eugeni D’Ors a Dalí, éste la usó como título de uno de sus cuadros.







En los textos de Ramón Gómez de la Serna no hay moralinas o las alegorías propias de las fábulas antiguas, sino juego y metáfora, y sobre todo humor. No hay estructura rítmica o un argumento que las organice, las greguerías son prosa, pero no son pocos los autores que las consideran poesías: “Los gatos se beben la leche de la luna en los platos de las tejas”, “Cuando se mira los ojos del gato durante el día parece que se les ha quedado encendida la luz de la alcoba”, “Las gaviotas nacieron de los pañuelos que dicen ¡adiós!, en los puertos”. Y las humorísticas: “Una libélula es como un tornillo que vuela”, “El búfalo es el toro jubilado de la prehistoria” o esta macabra donde David Vela ha dibujado al propio Ramón Gómez de la Serna dentro de un ataúd sosteniendo su libro Los muertos y las muertas y otras fantasmagorías: “Nuestros gusanos no serán mariposas”. Por cierto, David Vela hizo una exposición de sus dibujos sobre Los muertos y las muertas…, que se publicaron en un catálogo editado por la Fundación General de la Universidad de Alcalá. No hay una idea clara sobre el número de greguerías que escribió, pero Gómez de la Serna dejaba constancia de la dificultad de crearlas en este texto: “Nunca se sabe qué cosa es greguería, cuántas quedan posibles, dónde se encuentran las buenas. Para crear greguerías hay que ordeñarse los pelos uno a uno”.




La greguería ilustrada tiene mucha tradición, desde las revistas humorísticas o satíricas, donde Ramón Gómez de la Serna colaboraba, hasta en sus libros. La edición de Aguilar de 1955 (reimpresa en 1962) de Total de greguerías, ya contaba con pequeños dibujos salidos de la pluma del escritor. Pero antes, en la revista Lecturas (1927-1928), el gran dibujante catalán Joan García Junceda (1881-1948) ilustró greguerías de nuestro autor. En 1999, la editorial Media Vaca publicó 100 greguerías ilustradas, en este caso por el dibujante venezolano César Fernández Arias (1952). En esta edición las imágenes literarias han sido interpretadas por cuarenta y dos gouaches (aguadas) salidos de los pinceles del artista plástico. Con varios premios nacionales e internacionales, David Vela (Zaragoza, 1967) es uno de los ilustradores y humoristas gráficos más interesantes que tenemos en nuestro país. En la misma editorial ya publicó sus dibujos en Universo mundo, pero también ilustró Ninfas y calaveras y otras elucubraciones de Ramón Gómez de la Serna (El Patito Editorial) y Leyendas aragonesas: El gnomo; La corza blanca, de Gustavo Adolfo Bécquer. David es doctor en filología hispánica con una tesis sobre el historietista, escenógrafo y escritor madrileño Salvador Bartolozzi (1882-1950), que junto a Ramón Gómez de la Serna, sería uno de los fundadores de la célebre tertulia del Café Pombo, que inmortalizó Solana en el conocido cuadro. En fin, en esta tarde de la naciente primavera, y donde un eclipse de sol acontece, despido esta nota con otro eclipse, en este caso de luna, la luna tan presente en las greguerías de Gómez de la Serna: “Después del eclipse la luna se lava la cara para quitarse el tizne”.




NOTA: Diccionario CLAVE: “Greguería: Agudeza o imagen expresada brevemente y en prosa, en las que se plasma una visión de la realidad sorprendente y con frecuencia crítica o humorística, y cuyo modelo fue inventado por Ramón Gómez de la Serna: “La pistola es el grifo de la muerte” es una greguería.




Ramón Gómez de la Serna y su aventura en la radio (audio): Historia de una pasión.

Publicado en la revista Rambla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada