miércoles, 14 de julio de 2010

DOCTOR OX


El Doctor Ox y su auxiliar Ygène –si se leen juntos sale oxygène- viajan a la pequeña comunidad de Quiquendone, en Flandes Occidental. El doctor promete dar luz a las casas del pueblo por medio de una red de tuberías de gas oxhídrico.

Durante la construcción de la red, la apacible comunidad parece tornarse bastante excitada, al punto de prepararse para una guerra contra una comunidad vecina. ¿Cuál es la causa de este cambio en la naturaleza de las personas buenas de Quiquendone? Quizás es algo en el aire, que sólo el Doctor Ox y su asistente conocen…

Edición ilustrada -ed. Duende de Bux, 2007- de un relato de Verne cuya primara publicación en castellano se hizo en 1886. La versión original se publicó en 1874 en Musée des familles, aunque pertenece a una colección de narraciones de los principios de la carrera de Verne. Estos cuentos - Maestro Zacarías, Un darma en los aires, Una invernada en los hielos y La cuadragésima ascensión al Mont Blanc...- fueron recogidos luego por el editor Hetzel en unos volumenes que pertenecieron a la colección de Viajes Extraordinarios.


Claro que, al ir dirigida la colección a un público juvenil, Hetzel censuró despiadadamente el cuento despojándolo de la sátira política, el erotismo y el sarcasmo que tiene el original publicado en la revista. Es una pena ya que impide disfrutar del humor y picardia de muchas de las primaras obras vernianas. Algún día hablaremos de las mutilaciones que también sifrieron muchos libros de Verne cuando fueron publicados en España. Además de la autocensura de Verne y de su editor, resulta que muchas de sus novelas sufrían una triple mutilación cuando llegaban a España, y no hablo sólo de la censura franquista, sino de los recortes que hacían los propios editores de los pasajes que ellos consideraban más farragosos, como todas las descripciones científicas y geográficas. Por lo que podemos decir, salvo honrosas excepciones, que se publicaban adaptaciones y no obras originales de Julio Verne.


© JAVIER CORIA

1 comentario:

  1. upa, que ilustraciones, si yo lei ese libro y me gustó mucho,bueno hace tiempo,son novelas quimicas, al igual que la isla misteriosa,para quienes hemos estudiado quimica y farmacia, bueno, puede ser entretenido

    ResponderEliminar