viernes, 4 de enero de 2013

CESC: EL POETA DE LO COTIDIANO



Dentro del proyecto la Memoria Digital de Cataluña, la Biblioteca de Cataluña ha reunido un fondo de 9.000 dibujos originales de Francesc Vila i Rufas (1927-2006), más conocido en la prensa diaria con el seudónimo de Cesc. Aunque fue un pintor notable, ilustrador y cartelista, Cesc alcanzó gran popularidad como ninotaire, que es como conocemos en Cataluña a los dibujantes de humor gráfico. Era hijo del también dibujante y bibliógrafo Joan Vila i Pujol, que firmaba como Joan D’Ivori. Por cierto, Joan Vila fue el ilustrador del libro La llegenda del llibreter assassi, del que ya escribí en este blog.

Francesc Vila i Rufas

Cesc fue uno de los dibujantes de prensa más conocido en la Cataluña de posguerra, y sus trabajos se publicaban diariamente en cabeceras como el Diari de Barcelona; El Correo Catalán; Tele/Expres; Avui o revistas como Cavall Fort, Serra d’Or; Por favor;  El Jueves o los medios extranjeros como Punch; París-Match.






Los originales datan desde 1934 hasta el día de su fallecimiento. En el fondo Cesc podemos ver obras censuradas y nunca publicadas por su temática política, dibujos sobre la guerra civil, trabajos para campañas publicitarias o sus personales felicitaciones navideñas. Sus trabajos eran una mezcla de sentido crítico y satírico, con gran dosis de poesía, el trazo poético de la cotidianidad, diría yo.








NOTA: Las imágenes aquí utilizadas lo son con carácter informativo y promocional del Fondo Digital Cesc puesto en línea por la Biblioteca de Catalunya, para usos editoriales y comerciales, ponerse en contacto con los organismos reseñados abajo:






2 comentarios:

  1. Este es el trabajo que ha de realizar una institución pública: poner a disposición los fondos que por donación o compra le entran para que sean consultables en línia.

    Gracias por recodarnos tanto el trabajo bien hecho como la obra bien hechas de Cesc.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, pero aún hay bárbaros que gestionan archivos que deberían ser públicos y al alcance de estudiosos, como si fueran de su propiedad, en algún caso me he encontrado, pero este es un buen ejemplo de trabajo bien hecho, como dices.

    ResponderEliminar