jueves, 14 de enero de 2010

EL JARDINERO FIEL


¿Y AHORA QUÉ?

“El alemán Wolfgang Wodarg, médico epidemiólogo y presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa, en unas declaraciones recientes publicadas en el diario francés 'L'humanité', ha acusado al lobby farmacéutico de organizar la psicosis de la gripe A, atribuyendo a la OMS la responsabilidad de la ola de histeria colectiva. Afirma que el pánico general fue perfectamente planificado y que no había nada que justificara dicha alarma.

Wodarg explica cómo en mayo del 2009 se cambió la definición de pandemia, evitando la consideración del índice de mortalidad y valorando exclusivamente la capacidad de propagación del virus, lo que culminó en junio en el anuncio oficial de la pandemia de la gripe A y en la correspondiente fabricación de la nueva vacuna por parte de los laboratorios. Después los gobiernos, también el español, compraron millones de unidades. Pero, según Wodarg, la gripe A ha producido la décima parte de casos mortales que una gripe estacional y existe un gran remanente de dosis sobrantes.”

Enlace noticia: http://www.nortecastilla.es/20100114/opinion/negocio-miedo-20100114.html

Y la editorial de Gabilondo, sin ninguna autocrítica, por cierto:

http://blog.cuatro.com/noticias/2010/01/la-opini%C3%B3n-de-gabilondo-7-de-enero.html

Enlace a la información en el blog de Gatopardo:

http://gatopardo.blogia.com/2010/011201-si-ya-lo-denuncian-wolfgang-wodarg-presidente-de-la-comision-de-salud-del-consej.php

EL JARDINERO FIEL: El asesinato de Tessa, una valiente activista, nos descubre un entramado de intereses económicos y corrupción por parte de una empresa farmacéutica que suministra a los africanos un medicamento contra la tuberculosis que está en fase de experimentación, utilizándolos como cobayas. Los hechos novelados por John le Carré están basados en los ensayos ilegales realizados en 1996 con niños guineanos.

4 comentarios:

  1. Desconfío sistemáticamente de cada epidemia que nos quieresn colocar. Sin hablar de la gripe A de este año con la que tuve claro que se trataba de una campaña para meternos el miedo (que no el virus) en el cuerpo, todos los años aparece alguna alerta de ese tipo: que si la gripe aviar, que si la asiática, que ahora la peste porcina, que si la mutación del virus anual de la gripe especialmente agresiva...Creo que mantenernos en un estado permanente de susto y sobresalto es una estrategia comercial sumamente eficaz.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ilona. Sí, te acuerdas cuando el aceite de oliva era malísimo para la salud porque los yanquis querían promocionar el suyo, el de girasol. Pero en lo de la gripe A, los medios de comunicación tendrían que hacer una autocrítica, porque no sólo fueron el vehículo del miedo, sino que tildaban de frikis e indocumentados a las voces críticas que nos decían que todo esto se estaba saliendo de madre. Bon día.

    ResponderEliminar
  3. ¿Se retractará(o pagará)alguien del daño moral a Sor Forcades?
    ¿Recordamos en qué provincia China hubo un gran terremoto recientemente,o sabemos algo de los supervivientes?
    El poder de la rapidez en cubrir una noticia es proporcional a su abandono en cuanto deja de serlo.Ay,¿4º?poder.

    ResponderEliminar
  4. Sí, amigo. Lo que más rabia me dio, es que suedoperiodistas televisivos tildaran a Teresa Forcades como una friki inculta. Cuando es doctora en Sanidad Pública, teóloga y tiene varios másteres cursados en universidades de EE.UU. En el periódico "El País" escribieron el artículo: "Desmontado a la monja/bulo", que está lleno de descalificaciones a Teresa y es pura propaganda de las industrias farmacéuticas. Que yo sepa, hasta ahora, nadie ha pedido disculpas. Por eso yo encabezaba mí post con: ¿Y ahora qué?

    Afortunadamente, luego hay verdaderos periodistas que nos reconcilian con la profesión. En Haití hay algunos haciendo un trabajo encomiable.

    Leemos los periódicos no para conocer las noticias, sino para que nos digan de qué tenemos que preocuparnos en cada momento.

    He visto tu blog, pronto escribiré una entrada sobre epitafios: censura y represión, qué quizás te interese. Saludos.

    ResponderEliminar