martes, 6 de agosto de 2013

ROJO: DISEÑO ESPAÑOL A ESCENA


NANI MARQUINA: “TENDRÍAMOS QUE  TENER NUESTRA PROPIA MAREA PYME”

Por Javier Coria Fotos: Francesc Sans

“Rojo: diseño español a escena” es una particular puesta en escena de piezas de diseño contemporáneo para el hábitat: pensados y producidos mayoritariamente en España. La muestra, que puede visitarse hasta el 28 de septiembre, recala en la legendaria Sala Vinçon del Paseo de Grácia barcelonés, dirigida por Frenando Amat, cuya tienda es un referente mundial del diseño. La muestra también es el relanzamiento público de la asociación Reunión de Empresas de Diseño (Red). En Público hemos hablado con la Presidenta de Red, Nani Marquina, que estaba acompañada por el Director General de dicha asociación, Joan Mellen y Maite Felices del departamento de comunicación.

Nani Marquina, Premio Nacional de Diseño 2005, procede de una familia de diseñadores. Hija del pionero del diseño industrial español recientemente fallecido, Rafael Marquina (1921-2013), es diseñadora de alfombras y complementos textiles.  Se hizo empresaria para poder vender sus creaciones, cosa que hace desde la tienda que lleva su nombre. Hoy exporta el 60 % de su producción y tiene alfombras expuestas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). Con mirada profunda, Nani Marquina acompaña sus palabras con el gesto de las manos en cuyas muñecas lucen varias pulseras de indudable manufactura hindú, con India le unen lazos empresariales y también emocionales, ya que colabora en proyectos solidarios en ese país. Apasionada por su trabajo, parece una mujer tenaz, que no duda en ponerse reivindicativa y luchadora cuando habla del abandono de las pymes por parte de las administraciones.

¿Qué es y qué objetivos persigue Red?

Red es una asociación de empresas de diseño de ámbito estatal. Aunque ya existía desde los años noventa, no tenía mucha actividad. Fue en el año 2008 cuando la retomamos y activamos con objetivos más claros y buscando nuevos asociados. La necesidad de que las empresas se unieran era algo latente y patente.

Hoy Red reúne a 40 marcas españolas de reputación internacional en el sector del hábitat-diseño. Y en su declaración de intenciones apuntan por la necesidad de contribuir a crear una sociedad sensible al diseño y demostrar la importancia de las industrias creativas. Potenciar la creatividad y la innovación, la intelectualidad que debe existir detrás de cualquier producción y velar por la competitividad de las empresas y por el producto bien diseñado, es otro de sus objetivos. Así como escuchar las demandas de la sociedad en el ámbito del diseño para el hogar.

Albert Einstein dijo: “En tiempos de crisis sólo la creatividad es más importante que el conocimiento”. ¿Invertir en diseño e innovación puede ser una respuesta a la crisis?


Se lo pregunta a una creativa, además pienso que los empresarios también tenemos mucho de creativos. Pero no creo que sea sólo importante en época de crisis, lo es siempre. Además en un país como el nuestro, que no es un país potente en la industria del conocimiento y de la investigación, la creatividad es una solución. Cuántos negocios, por ejemplo, hoy están resistiendo en base a inventar cosas, en tener nuevas ideas y ponerlas en práctica. En España la creatividad es muy importante.

¿Luego sí, el buen diseño puede salvar empresas?

Sin duda, ya lo está haciendo.

Ya que estamos hoy en Barcelona: ¿Qué ha quedado del auge del diseño industrial y gráfico que se dio durante los Juegos Olímpicos de 1992?

Ha quedado un poso muy importante, porque se reconoce internacionalmente a Barcelona como ciudad del diseño, como hay otras ciudades que también lo son, Valencia, Madrid, Bilbao… Claro que hay que decir que hemos pasado épocas muy difíciles, porque las administraciones no apostaron por ello en un principio. La oportunidad que tuvo la ciudad de mostrase al mundo facilitó que se conociera nuestro diseño, de hecho hay muchas escuelas de diseño catalanas que reciben alumnos de todo el mundo. Aquí se fundaron muchas empresas de diseño, como por ejemplo BD Barcelona, que diseñan muebles de autor desde hace más de 40 años, y eso que veníamos de unos momentos muy difíciles, en que España estaba cerrada al mundo. Pero tanto en la moda, como en el diseño gráfico e industrial, los creadores emprendieron la tarea de montar sus propias empresas. También es por la tradición de las artes aplicadas y decorativas, y por el arte en general y la arquitectura, claro, como el modernismo.

Un legado modernista a veces maltratado…

Bueno, lo hemos tratado mal, ¿pero quién lo ha tratado mal? ¿Quién ha dejado que parte de ese legado se destruyera y no se cuidara? La gente de la calle no, más bien fue responsabilidad de los que estaban dirigiendo la ciudad y que no se dieron cuenta de lo que tenían entre manos.

Nani Marquina

En la vida diaria, a veces, nos encontramos con objetos de uso cotidiano cuyo diseño parece responder más a las veleidades artísticas y de belleza del autor, que al uso del objeto en sí. ¿Dónde está la frontera entre la decoración, la belleza y la utilidad efectiva del objeto?

Más que frontera, lo que hay es un éxito o un fracaso, y quien tiene la última palabra es el consumidor. Cada diseñador puede buscar su camino, pero el consumidor es el que dice si esto está bien o no. Lo ideal es que exista de todo y que podamos escoger.

¿El diseño actual es caro?

El diseño nunca es caro, porque para una empresa, apostar por el diseño le da una rentabilidad brutal, ya que quiere decir que hay un profesional detrás que está trabajando para que el producto esté bien resuelto, a un precio competitivo y que funcione, y eso se reflejará en las ventas. Si el empresario no invierte en diseño, y cree que puede hacerlo solo, eso puede crearle muchos problemas cuando se lance a la producción.

¿Los empresarios no apuestan por el diseño?

Los que no apostaron ya no están. En estos momentos lo único que podemos hacer es exportar, el consumo interno está mal, pero no solo por eso, sino porque somos lo suficiente maduros como para exportar. Cuando exportamos qué pasa, que tenemos una competencia a escala mundial, y si no se apuesta por el diseño, ya sea de una lámpara o una caja de galletas, no podrás ganarle las partida a los competidores que fabrican lo mismo que tú. Es una realidad que muchas veces compramos aquello que nos entra por la vista, y una buena presentación y diseño ayuda a vender. Esta competencia mundial nos debe hacer más excelentes, más competitivos y pensar en el diseño. Por ejemplo, Vinçon desde su fundación ha apostado por eso, por unos buenos diseños, diseños que hasta han llevado a sus bolsas, que yo colecciono, por cierto, o a sus escaparates, que tienen varios premios. Han colaborado en la cultura del diseño.

¿IKEA es competencia para ustedes?

No, no es competencia, además está muy bien que existan cadenas como esta, porque dan alternativas a la gente que no puede acceder a diseños más exclusivos. Y también da mucha educación sobre el diseño. Yo soy compradora de IKEA y me pongo muy contenta cuando veo a la gente paseando por sus pasillos con sus hijos y observando diseño.

Su padre fue el creador de uno de los objetos más copiados de la historia del diseño español, las famosas aceiteras y vinagreras antigoteo Marquina. ¿Cómo se afronta la cuestión de la copia?

Este es el sentido de que exista una asociación, para ayudar y proteger a las empresas ante la copia. Pero debo reconocer que podemos hacer pocas cosas. Para ello tenemos que tener más ayudas de las administraciones, y que valoren que el diseño puede ser una fuente de ingresos para el país. No hemos construido unas bases para que el diseño sea robusto y fuerte en este país, solos no podemos, somos empresas pequeñas, y las administraciones parece que no están por la labor.

Las famosa aceitera/vinagrera Marquina (foto tomada de aquí)

¿Y la Marca España?

La Marca España parece que está pensada para las grandes empresas y multinacionales que están en España, podemos decir, que de alquiler. Por lo menos son los que participan en los viajes comerciales, como este último del Rey a Marruecos. Pero… ¿España es esto? Está claro que no, las pymes representan más del 70 % del PIB. Si piensan que las grandes empresas y la banca nos van a sacar de la crisis, están muy equivocados; el motor serán las pequeñas y medianas empresas. Hay una visión a corto plazo de los políticos, casi a golpe de legislatura. La situación de las pymes es dramática, sin créditos bancarios y sin posibilidades de invertir. A veces pienso que tendríamos que plantarnos en la Plaza Cataluña, o tener nuestra propia “Marea PYME”, como la “Marea Blanca” de la lucha por la defensa de la Sanidad Pública. Pero tenemos que ocuparnos de tantas cosas…

Para terminar, Nani Marquina nos dice que cree que las empresas medianas y pequeñas que no han cerrado ya, no la harán. Por su parte Joan Mellen nos da un mensaje optimista: “Las empresas tenemos que pensar que la crisis ha pasado ya, aunque sabiendo que no vamos a estar como antes. Son procesos evolutivos y tardan en cuajar. La crisis ha hecho que las empresas tengan que cambiar o revisar su modelo de negocio. Red es un buen ejemplo hoy en el tejido empresarial, porque apostamos por la internacionalización y la innovación. Y claro, la unión es la otra fórmula de éxito y de futuro.


NOTAS: Sala Vinçon, Paseo de Grácia, 96, Barcelona. Del 25 de julio al 28 de septiembre. De lunes a viernes de 10.00 a 20.00 h, sábados de 10.30 a 21.00 h. El espacio expositivo está diseñado por el estudio Arquitectura-G, y se compone de varias configuraciones modulares adaptables a los diferentes espacios donde viajará la muestra.


Entrevista publicada originalmente en el diario Público, el 4 de agosto 2013 y en Revista Rambla el 6 de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario