martes, 3 de mayo de 2011

HISTORIA DEL GARROTE VIL (y IV)


“AGARROTADOS” HISTÓRICOS

Luis Candelas

Luis Candelas (1805-1837). Famoso y romántico bandolero nacido en Madrid fue carpintero y agente del Fisco antes de dedicarse al bandolerismo. Célebre por sus amoríos -llegó a disputarle una amante al rey Fernando VII- y por sus fugas y disfraces. Apresado en Olmedo, cerca de Valladolid, le acusaron de múltiples robos. Pese a no tener ningún delito de sangre fue condenado a garrote vil, sus últimas palabras fueron: “Como hombre he sido pecador, pero jamás se mancharon mis manos con la sangre de mis semejantes. ¡Adiós, patria mía, sé feliz!”.

'Mariana Pineda en capilla', de Juan Antonio Vera Calvo (1862)

Mariana Pineda (1804-1831). Heroína granadina de la causa liberal y constitucional acusada de haber bordado una bandera con los lemas: “Ley. Libertad. Igualdad”. Le ofrecieron salvar su vida a cambio de delatar a sus compañeros, Mariana, viuda y con dos hijos pequeños, se negó y fue ejecutada en el Campo de Triunfo de Granada mientras su bandera era quemada.

El Jarabo

José M. Jarabo Pérez Morris (1923-1959). De vida disipada y alegre, el Jarabo era un dandi millonario que deambulaba por la noche madrileña entre juergas y amoríos. Su tren de vida y el romance con Beryl Martin Jones, una mujer inglesa casada, le llevó a la ruina económica que sorteó gracias a los préstamos y a una joya muy valiosa que le facilitó su amante En 1958 la dama le reclamó la joya y una carta para salvar su matrimonio, un Jarabo arruinado se dirigió a casa del prestamista donde había empeñado el anillo y había olvidado la carta. Así comenzó una verdadera orgía de sangre que conmocionó a la España de entonces. Llegado a la calle Lope de Rueda número 57, primero mató a la criada y esperó al usurero. Llegado éste lo mató de un disparo y más tarde a su esposa que estaba embarazada. No encontrada la carta ni la joya, el Jarabo pasó la noche en el lugar del crimen. A la mañana siguiente de dirigió a buscar al copropietario de la casa de empeños, pero antes se fue a comer y al cine. Ya en la tienda de la calle Sáinz de Baranda mató al prestamista y buscó sin resultado. Aturdido por la matanza, el Jarabo dejó su traje empapado en sangre en la tintorería y siguió con sus farras nocturnas. Como era lógico fue detenido al ir a recoger el traje. Se le pidieron cuatro penas de muerte. Ajusticiado, el 4 de julio de 1959, fue el último ejecutado por la justicia ordinaria. Nadie lloró por él.

FIN
© JAVIER CORIA


PUIG ANTICH Y MICHAEL WELZEL: LOS ÚLTIMOS “AGARROTADOS”

LA ÚLTIMA MUJER EJECUTADA EN ESPAÑA

HISTORIA DEL GARROTE VIL (I)

HISTORIA DEL GARROTE VIL (II)

HISTORIA DEL GARROTE VIL (III)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada