viernes, 12 de noviembre de 2010

NECROLÓGICA EN LA ISLA MISTERIOSA


Siempre que muere un librero los libros lloran. Este es el caso de los volúmenes de la entrañable librería parisina La Isla Misteriosa: Librería de Julio Verne. El señor Michael Roethel, dueño de la librería, acaba de morir a los 84 años de edad. Gran experto en las ediciones de Hetzel, era el perito que los juzgados parisinos consultaban cuando había alguna duda sobre la autenticidad de viejas ediciones. Era un hombre de gran cultura y temible contrincante en el ajedrez, como nos cuentan en Jules Verne News. Sirvan estas apresuradas líneas de condolencia para su familia y amigos.


© JAVIER CORIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario