jueves, 18 de noviembre de 2010

LAS GALLINAS Y LA FOTOGRAFÍA


William H. Fox Talbot empezó a trabajar con el método del negativo-positivo y presentó en 1841 el calotipo. De esta forma se sustituía el metal pulido del daguerrotipo por el papel, tanto el negativo como el positivo eran de papel. Era un gran avance y las copias tenían un aire pictórico.

Precisamente, el efecto pictórico le venía dado por un pequeño inconveniente, los filamentos y la trama del papel se transmitían a la imagen final alejándose de la nitidez de los viejos daguerrotipos. Téngase en cuenta que el positivado se hacía por contacto directo del papel negativo con el papel positivo. Las investigaciones buscaron sustituir el negativo de papel y dieron con el cristal pero: ¿Cómo adherir las sales de plata a una superficie resbaladiza como el cristal? Nuestros pioneros pusieron las manos en la masa, y nunca mejor dicho, porque entraron en el mejor de los laboratorios, las cocinas. Todo tipo de sustancias se probaron, desde sirope de frambuesa hasta babas de caracol (!). Una vez más, un miembro de la familia Niépce vino a salvarnos. El primo segundo de Nicéphore, Claude Félix Abel, dio con la solución. Podríamos decir que le puso huevos a la cosa, es decir, que cubrió el cristal con una fina capa de clara de huevo (albúmina) de gallina vieja, la mejor para este menester, y yoduro potásico, así logró adherir el nitrato de plata y nacieron los negativos de cristal. Las industrias fotográficas se encontraron con un gasto extra que nunca hubieran imaginado, la compra de cientos de miles de huevos y la necesidad de habilitar departamentos especiales. La profesión de casca huevos había nacido. Por ejemplo, una fábrica de Dresden (Alemania) llegó a romper 6 millones de huevos para preparar el papel a la albúmina. Por cierto, ¿qué hacían con las yemas?


© JAVIER CORIA

1 comentario:

  1. Pues ya he descubierto qué hacían con las yemas de huevo sobrantes. Unas las vendían a la industria pastelera y otras a las fábricas de guantes y zapatos. Aunque les parezca la receta de un pastel, la combinación de sal, yemas de huevo, alumbre y harina de trigo, es una fórmula para el curtido del cuero. En fin, que cuando decimos que alguien anda que parece que está pisando huevos, no está tan alejado de la verdad.

    ResponderEliminar