jueves, 14 de octubre de 2010

LA DETECTIVE MIOPE


Querido lector:

Siempre me ha parecido un poco raro, por no decir absurdo, que al hablar de alguna obra los autores cuenten lo bien que se lo han pasado escribiéndola. Como lectora no me interesa si el autor ha disfrutado escribiendo, sino si lo voy a hacer yo leyendo. Pero en el caso de La detective miope voy a ser del todo inconsecuente y empezaré estas líneas diciendo «nunca me lo he pasado mejor escribiendo una novela». Porque es verdad y creo que se nota.

Una actriz de porno alopécica, una granja de arañas, un ojo de cristal que busca su dueño, la princesa Lil’Uokalani de Hawai,... muchas de las piezas de las que está compuesta La detective miope estaban en mi mente hacía tiempo, pero no adquirieron sentido hasta que apareció la figura de la protagonista, Irene Ricart. Entonces, todas estas historias tan variadas se encadenaron y encontraron el lugar que les correspondía.

Irene Ricart, la detective miope, me ha hecho reír y llorar; seguir sus pasos, a la vez firmes y enajenados, ha sido una constante fuente de descubrimientos, así como dibujar el elenco de personajes que la acompañan en su aventura, de los cuales no sabría decir cuál es mi favorito.

Así que, siendo consecuente (o, según como se mire, inconsecuente), cerraré esta breve carta repitiendo lo que dije al principio, con ninguna novela he disfrutado como con ésta. Espero que también vosotros lo notéis.
ROSA RIBAS

Nota editorial:

« ¿Sabes que entre ti y cualquier persona en el mundo hay como mucho seis grados de separación?»

¡Era tan simple y a la vez tan complejo! Noté cómo la idea se abría paso en la masa cerebral traspasándola como una bala.


Es así como se enciende una luz en la cabeza de Irene, que decidirá descubrir qué sucedió un trágico 2 de junio que marcó su vida para siempre. Desde entonces, Irene no ha hecho más que perder dioptrías y cordura, hasta que el descubrimiento de esta teoría le da fuerzas para volver a ejercer como investigadora.

Rosa Ribas esboza con maestría la complejidad de la mente humana y nos brinda una protagonista que nos cautivará. Y lo hace en una novela intimista con sutiles guiños de humor.

La detective miope
Rosa Ribas
Viceversa 2010

2 comentarios:

  1. Gracias, Javier, por hacerte eco de la publicación de mi nueva novela.
    Un fuerte abrazo
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. De nada Rosa, al final no pude ir a la presentación, ya nos veremos en otra ocasión. Besos.

    ResponderEliminar