miércoles, 10 de marzo de 2010

LOS HERMANOS MONTEYS

A poco que se pasen por este blog se darán cuenta de mi devoción por las fotos antiguas. La presente es la típica foto que, tomando la forma de tarjeta postal, se utilizaba para enviar a la familia o amigos como un recuerdo. Ésta en concreto es casi centenaria, y la compré, tiempo ha, en un almacén de trastos viejos –sería muy pretencioso llamarlo anticuario- en los alrededores del Mercado Feria de Bellcaire. No, ya sé que ni a propios ni a extraños le dirá nada el nombre, porque todo el mundo lo conoce como: “Els Encants Vells” (Los Encantes Viejos), lo más parecido que tenemos por estos lares al popular “Rastro” madrileño, mucho más grande éste último.

Pero centrándome en la foto me imagino a la familia llevando a los niños el estudio fotográfico Banús, que estaba en el número 14 de la calle Fontanella de Barcelona, hoy la manzana completa está ocupada por unos grandes almacenes, en la mismísima Plaza de Cataluña. Como imaginar es libre, pongamos que era el sábado 6 de junio. Las cuatro niñas y los dos niños, vestidos de marineritos llegaron con sus padres y el “señor fotógrafo”, que en aquel tiempo imponía mucho respeto, los colocó en esa simpática escalera. Creo recordar que a nosotros, que éramos siete hermanos –y una sola niña-, también nos pusieron en alguna ocasión posando así.

Cuando compro estas postales, siempre me pregunto cómo han llegado hasta allí. Que circunstancias concurrieron para que, algo que se considera memoria de una familia, vaya a parar a una librería de viejo o un mercadillo. También me produce cierto pudor tener, y enseñar en este caso, una fotografía de otra familia. Pero en mi pequeña colección tengo muchas postales de personas anónimas para mí. Me gusta pensar quién fueron y que clase de vida llevaron. De alguna forma dejan de ser anónimas y toman vida.

La foto está manuscrita y fechada en junio de 1914. Aparecen los nombres de los niños que, empezando por el niño mayor, son: Oscar, Teresa María, Merçé, Caritat, Pepe y María. Así, con unos nombres escritos en catalán y otros en castellano. Lógicamente, por la fecha, es difícil que alguno viva. Una pequeña investigación hizo que me topara con esquelas, alguna del marido de una de las niñas que se casó en segundas nupcias. Pepe, el niño pequeño, le pude seguir la pista hasta que se convirtió en Don José, más concretamente en el Doctor José. Incluso cuando con 17 años consiguió una Matricula de Honor, o cuando durante la milicia llegó al grado de Capitán Médico.

Año difícil, aquel. El serbio Gavrilo Princip, cuando disparó y asesinó al Archiduque de Austria y a su esposa Sofía en Sarajevo, no imaginaba que con las detonaciones de su revólver empezaba la Primera Guerra Mundial. En ese mismo año, y a pocos meses de comenzada la contienda, fue asesinado el diputado socialista francés Jean Jaurès. De ideas pacifistas, Jaurès inició una campaña contra la guerra. Fue acusado de antipatriota y un exaltado le descerrajó dos tiros en el café Le Croissant de París.

Pero el año del comienzo de la guerra, también tuvo sus cosas buenas. Por ejemplo se abrió por primera vez al público la Biblioteca de Cataluña; Juan Ramón Jiménez publicó “Platero y yo” y James Joyce su “Dublineses”. Nació Marguerite Duras y el poeta Dylan Thomas. Y claro, los niños Monteys se hicieron la foto.

Por último y volviendo a la imagen, de la peque, María, he encontrado una dirección en la guía telefónica, una casa de la zona alta de Barcelona. Si vive tendrá 97 ó 98 años. Si se fijan, ya de niña demostraba mucha personalidad, es la única con calcetines blancos. En este punto tengo que decir que si algún familiar de los Monteys –el segundo apellido me lo guardo- o amigo llega hasta aquí, les mandaría una copia escaneada. En fin, la vida se compone de pequeñas historias y las fotos son, como dijo el clásico, un espejo con memoria.


© JAVIER CORIA

10 comentarios:

  1. Javier, las fotos antiguas son fascinantes. A mí la sensación más importante que me transmiten es la de una ventana a nuestro mundo, esto es, una puerta entre dos dimensiones a través de la cual los personajes de otro tiempo me observan, son ellos los que nos miran. En la pintura no me ocurre, yo observo,indago, pregunto a la imagen que contemplo... en las fotos viejas, me parece que tengo que dar respuestas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ilona. Exacto, en ese "parece que tengo que dar respuestas" que dices, será lo que me inclina a buscar qué historia hay detrás de cada foto. Eso también me lo planteo con los epitafios. Creo que hay una historia en cada uno, y que en vez de ser la última palabra o pensamiento del difunto, para mí sería la cita que se pone al comienzo de un libro. Besos

    ResponderEliminar
  3. Soy sobrino de los miembros de la foto. Le informo que La tieta Maria aun continua con vida y con una salud mental digna de toda enviadia. Hoy precisamentre hablé con ella por su onomastica. Tuvieron dos hermanos más que son los pequeños nacidos en el 19 y en el 21 (no lo se con certeza) que se llamaron Fernando e Isabel y que ambos estan fallecidos.

    Saludos
    Oscar Monteys Tapias

    ResponderEliminar
  4. Como ya le comenté por correo, me alegro de su mensaje y que su "tieta" María (la pequeña de la foto) se encuentre bien. Le mando copia de la foto para que se la pase. Son esas cosas maravillosas que tienen las fotos antiguas e Internet.

    Saludos a usted y su familia

    ResponderEliminar
  5. Que bonita historia,y que bien escrita, Javier. Da gusto leerte. Sigue por favor con las fotos antiguas. Ahora miro a la niña de la foto y ya no es una desconocida, es la "tieta" María que, casi centenaria, cumplió años el pasado septiembre.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena la foto. Buenisimo el comentario de Ilona. Y lo mas fascinante es que mi hija Martina Monteys es igual a la "tieta" Maria.
    Saludos.
    Adrián Monteys
    Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar
  7. ¡Que! bueno, Adrián, recibir noticias de la querida Argentina, y todo empezó por una foto "anónima". Me alegra que se topara con esta postal de su familia y que su hija Martina la conozca por este humilde blog. Cómo son las cosas, de alguna forma yo ya me siento partícipe del cariño por la "tieta" María. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Si los miembros de la familia Monteys de Barcelona y Argentina quieren ponerse en contacto, como me consta, pueden mandarme un correo desde Argentina que yo se lo pasaré al señor Oscar Monteys. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Hola. Soy nieto de Caridad Monteys y Porta. José Monteys y su mujer Teresa Porta tuvieron 11 hijos así que faltan 5 en la foto.
    La familia Monteys se remonta al 1528 en la población de Tavertet con Juan Monteys

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      he realizado estudios sobre mi familia materna los Parets y tengo noticias de una Dolores Parets de Rivas o Ribas (pariente de Parets de la Habana y de Vilanova y la geltrú, vivió tab. en la calle Oro) que hacia principios de 1900, convivió con unos señores Porta Monteys o Monteys Porta. Mi mail por si saben algo es relint11@us.es Gracias

      Eliminar