domingo, 9 de mayo de 2010

KAFKA

Una buena forma de introducirse en la obra de Franz Kafka es esta novela gráfica que, por tener unos dibujos secuenciales, podríamos decir que es una historieta, tebeo o cómic, que no entraré en disquisiciones semánticas, por lo menos hoy.

Aprovechando que estos días de mayo se celebra la 28ª edición del Salón del Cómic de Barcelona y que uno tuvo a bien nacer el día de un célebre levantamiento popular que terminó en la Guerra de Independencia contra las tropas napoleónicas, pues decía que, aunque yo lo confieso, no soy un gran consumidor de obra gráfica, alguien tuvo a bien, con unos días de retraso, de regalarme esta estupenda obra.

¡Joder!, me ha salido un párrafo digno de Javier Marías, aunque para ello aún debería embrollar más el redactado.



A lo que iba, aunque pueda parecer pretencioso decir que esta novela gráfica puede servir de introducción a la obra de Kafka, no lo es tanto si tienen en cuenta que, en la primera parte, nos encontramos con una resumida biografía del citado autor. Luego hay referencias a las principales obras como El Proceso, La Metamorfosis, La colonia penitenciaria… Pero lo más importante es que, el guionista David Zane Mairowitz, hace un texto crítico que nos indica la simbología recurrente de Kafka y sus fobias. Rompe mitos y el encasillamientos del ilustre vecino de Praga, que junto con Proust, quizá sea uno de los autores más citado y menos leído de la historia.


Vivimos en una época en que nombrar a Kafka, Dostoievski, Faulner, Shakespeare, Lope de Vega, Cervantes, Quevedo, etcétera, producen sudores fríos hasta en los que se consideran “grandes lectores”. En cambio son capaces de tragarse todo el fast food que le sirve la industria editorial sin pestañear. Perdonen, debe ser el añito más, que me hace más gruñón. Y de Robert Crumb, que voy a decir de Bob, que es más feo que yo pero un verdadero genio.

© JAVIER CORIA

6 comentarios:

  1. Hola javier, felicidades, veo que es tu cumple.
    Ya he publicado el post sobre la muerte en el arte, con tu texto.
    Gracias por compartirlo.
    http://tallerdejuliatorregrosa.blogspot.com
    Saludos y hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! Mi cumple fue el 2 de mayo, pero no de 1808, como algún gracioso ha apuntado. Aunque no me acuerdo de qué año. Julia, excelente la entrada. La foto Eugene Smith del velatorio en Deleitosa me ha llegado al alma. Yo estuve en ese pueblo siguiendo los pasos del genial fotógrafo. La chica más joven que aparece en la foto, hoy es una estupenda señora que vive en Sitges (Barcelona). Cuando el reportaje de "Aldea Española" se publicó en la revista "LIFE", allá por los años cincuenta, un lector americano se enamoró de la joven y le propuso, vía postal, en matrimonio. Incluso creo que el americano viajó al pueblo, pero ella lo rechazó. Hay un estupendo documental con esta historia, la del reportaje, y un estudio sociológico en la Universidad de Barcelona, ya que fue la primera vez que una aldea española salía en "LIFE" y es uno de los pueblos con más antigua documentación fotográfica. Lo siento, pero son temas que conozco y se me va la boca. Prometo una entrada sobre el particular.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Javier, feliz cumpleaños atrasado. Amigo, voy a San Sebastián en setiembre, de camino a Praga. Ojalá pueda pasar a verte. Felicitaciones por la publicación. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias! Álvaro. San Sebastián en septiembre, que lujo de ciudad. Y Praga no digamos. Uno tiene unos amigos tan viajados...

    ResponderEliminar