viernes, 14 de mayo de 2010

CARMEN LAFORET: UNA MUJER EN FUGA


Confieso que tengo una querencia especial por Laforet. Con 23 años deslumbró a propios y extraños con su debut novelístico. La novela Nada ganó el premio Nadal en 1944 y, según dicen, nuca se recuperó de la presión y la fama. Algo parecido a lo que le ocurrió a Lluïsa Forrellad con su novela Siempre en capilla que ganó el mismo premio en 1953.

Después del Nadal, Laforet empezó a espaciar sus publicaciones hasta desaparecer prácticamente del panorama literario. La isla y los demonios, La mujer nueva y el primer volumen de una trilogía inconclusa, La insolación; junto a algún ensayo sobre su viaje a Nueva York y una interesante producción epistolar con el novelista Ramón J. Sender, y un par de libros de relatos, La llamada y La niña y otros relatos fueron sus últimos trabajos hasta dejar de escribir. Nunca se supo muy bien el por qué de este abandono. Ni su propia hija -Laforet tuvo 5 hijos-, la también escritora Cristina Cerezales, sabe los motivos que llevaron a su madre a dejar de escribir.


Luego vino una etapa oscura. Su mente, como ella, también empezó a huir. Dejó a su marido e hijos y se fue a Roma. Durante 7 años buscó amparo en la religión junto a su amiga íntima, la deportista Lilí Álvarez.


Su trabajo siempre tuvo una gran carga autobiográfica, y ello fue una fuente de conflictos que vino a agudizar su patológica inseguridad. Cuando publicó Nada tuvo el rechazo frontal de su familia, sobre todo la paterna. Su padre se casó dos veces y Laforet tuvo una relación muy traumática con su madrastra, que le hizo la vida imposible. Nunca aceptó el nuevo matrimonio de su padre y la sustitución de su madre muerta. Cuando se separó de su marido Manuel Cerezales, éste le exigió que no escribiera sobre su vida en común, cosa que aceptó la escritora agravando la parálisis creativa y minando su la libertad como autora. En 2004, con la mente ausente por el Alzhéimer, murió Carmen Laforet en Madrid. Había nacido en Barcelona en 1921.


Tengo ganas de leer las 74 cartas que intercambió con Sender y que su hija Cristina publicó en 2003 con el bonito título, Puedo contar contigo. Y éste libro que les presento, la primera biografía de Laforet: Carmen Laforet: Una mujer en fuga. Libro editado por RBA y que han escrito Anna Caballé e Israel Rolón. Tantos libros que leer y tan poco tiempo y dinero…

“De pronto, bajo el pie, cruje un desierto con una flor de pétalos punzantes. Aridez, lejanía, vil vacío.”

(Jorge Guillén, Mundo cotidiano. Cita que abre la novela La insolación de Carmen Laforet)

© JAVIER CORIA

1 comentario:

  1. Un interesante texto sobre el libro "Música blanca" de Cristina Cerezales que habla de su madre:

    http://lacomunidad.cadenaser.com/club-de-lectura/2009/1/24/-musica-blanca-cristina-cerezales-laforet-destino-17-01

    ResponderEliminar