miércoles, 11 de abril de 2012

JOSEPH CONRAD Y EL TITANIC


SINOPSIS

Joseph Conrad fue marino antes que escritor. El mar recorrió su obra y le imprimió carácter. Cuando el 15 de abril de 1912 el Titanic se hundió en poco más de dos horas, el hombre de mar y gran moralista que fue Conrad no pudo permanecer ajeno al drama y reflejó su visión del asunto en los dos textos que aquí se recogen y que cuestionan la labor de las comisiones de investigación cuyos trabajos fundamentaron una sentencia final sospechosamente favorable a los armadores. Ambos textos son inestimables por su calidad literaria, por su lucidez en medio de la confusión y por su dimensión moral. Entre consideraciones técnicas sumamente atinadas, Conrad cuestiona la soberbia del armador, de la prensa, de los investigadores comisionados y de la sociedad toda que generó tan infladas y poco fundadas expectativas alrededor del Titanic, con tan dramáticos resultados. El Titanic fue, por voluntad de sus propietarios, todo un símbolo, y el símbolo se volvió contra quienes lo concibieron. Conrad suscita la verdadera dimensión humana y moral del drama que 100 años después sigue dando tanto que hablar.


Conrad no deja títere con cabeza en sus críticas. Sobre la Cámara de Comercio escribe Conrad:

"Está compuesta de departamentos por los que no circula la sangre".

Sobre la campaña publicitaria que montó el mito de la insumergibilidad, con el concurso de la prensa de la época:

Joseph Conrad

"Proclamado insumergible y enviado a la mar con una población elegida al azar, sin botes suficientes, sin marineros suficientes, pero con un café parisino y cuatrocientos pobres diablos de camareros (…) que hasta el último momento depositaron su confianza en el simple tamaño, en las insensatas afirmaciones de publicistas y técnicos, y en las irresponsables columnas de periódicos que ensalzaban a bombo y platillo esos buques…"


Varias imágenes del interior del Titanic:





Editorial: Gadir

Traducción: Carlos García Simón

7 comentarios:

  1. Desconocía que Conrad hubiera escrito sobre el Titanic, gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente, yo también. Ha sido un descubrimiento también para mí. Hans Magnus Enzensberger escribió "El hundimiento del Titanic", pero este poema en prosa no lo he leído.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, el programa de Cuarto Milenio dedicado a 100 años del Titanic que se emitió el domingo pasado, fue un éxito de audiencia con más del 14 % de cota de pantalla y un millón largo de espectadores. Parece que siguen interesando los misterios del Titanic.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Interesantisimo como siempre Javier, Gracias.
    Besos.AlmaLeonor

    ResponderEliminar
  5. Las fotos que aparecen arriba, ¿son reales? ¿O se tomaron tras el hundimiento del barco?

    ResponderEliminar
  6. Como es lógico, las fotos de arriba son antes del hundimiento, pertenecen a la campaña de publicidad que la naviera hizo en la prensa de la época antes de su primera y última singladura.

    ResponderEliminar