viernes, 21 de enero de 2011

EL CUENTO DE LAS PENSIONES


En 1994 un servidor, entre otras cosas, ejercía de “Repórter Tribulete” (que en todas partes se mete). Estábamos en plena crisis económica (cuándo no) y el director de la revista alternativa para la que trabajaba me preguntó: ¿Existirán economistas críticos con el sistema?

Encontrar intelectuales con inteligencia crítica (deberían serlo todos), que lejos de arribismos y posiciones cómodas levantaran su voz por encima del discurso imperante era difícil entonces y más difícil hoy. No porqué no existieran, sino porque raramente se podía escuchar su opinión en los medios de comunicación y, además, eran pocos. Pues nada, cogí mi grabadora y cámara fotográfica y me planté en casa de Miren Etxezarreta que, en aquella época, era catedrática de economía de la Universidad de Barcelona y representante de un grupo de irreductibles que mantenían, y mantienen, un discurso crítico y lúcido contra el sistema.

Una de las preguntas que le hice fue:

¿Se puede salir de la crisis con alternativas técnicas y puntuales o por el contrario, con alternativas globales y políticas?

La respuesta de Miren: “Tajantemente: Los problemas de política económica, nunca son técnicos, son siempre políticos. Los problemas técnicos se resuelven (…) Mucho depende de la correlación de fuerzas de cada momento, cuando me preguntan por una política económica alternativa, yo digo que con la correlación de fuerzas actual no la hay. Ahora, si cambiáramos un poco esta correlación de fuerzas, no habría grandes capacidades de maniobra porque estamos en el capitalismo, pero cierta capacidad de maniobra para que la crisis no fuera tan dura para los trabajadores, yo cree que existiría. (…) Las soluciones tienen que ser globales y políticas. Pero hay algo importante que quiero que pongas, los técnicos se pagan, la cosa más fácil de comprar es un técnico. La imagen de que los técnicos tienen la llave de las soluciones es una imagen que hay que romper. En otra correlación de fuerzas, ya verías como también tendríamos técnicos oportunos y necesarios.”

Los técnicos nos dicen hoy, enero de 2011, que corramos a los bancos ha contratar fondos de pensiones privados porque peligran las pensiones públicas. La hoy doctora en Economía y experta en pensiones, Miren Etxezarreta, le da una entrevista a un colega y que, por si interés, aquí la reproduzco:


«LAS PENSIONES PÚBLICAS NO ESTÁN EN CRISIS Y NO DEBEMOS CREERNOS ESO»

Miren Etxezarreta es doctora en Economía y catedrática emérita de Economía Aplicada. La reforma tiene como objetivo «disminuir las pensiones y empobrecer a la sociedad».

Miren Etxezarreta rechaza que haya que acometer un nuevo recorte de las pensiones. «Se hace para beneficiar al sistema privado de pensiones, que tienen un enorme poder». A su juicio, es «una estrategia diseñada por el poder económico» en la que el Gobierno español «ha obedecido». Cree que CCOO y UGT tendrían que «haber abandonado ya la mesa de negociación».

Miren Etxezarreta es doctora en Economía por la London School of Economics y catedrática emérita de Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona. Experta en pensiones, sostiene que la reforma planteada por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene como objetivo «disminuir las pensiones y empobrecer a la sociedad». Critica a CCOO y UGT porque ante la «agresión social» que supone la reforma «se tendrían que haber levantado de la mesa» pero, a su juicio, «están intentando salvar la cara al PSOE».

¿Qué análisis hace de lo que se está conociendo hasta ahora de la reforma de las pensiones?

En enero del año pasado hicieron una propuesta y están jugando con los distintos elementos de la misma. El objetivo fundamental es clarísimo: disminuir las pensiones. Si no lo hacen por un lado, será por otro. Lo de subir de 65 a 67 años es el «engañabobos», pero es más grave tener que cotizar 41 años, o que aumenten de 15 a 25 años el cómputo para calcular la pensión; o que suban de 15 a 18 años cotizados para tener derecho a una pensión. Ahora, si tienes 14,5 años cotizados no tienes derecho a pensión, si pasan de 15 a 18 años se complicará para mucha gente. Tienen una serie de fichas-objetivo y las van sacando y jugando como más les conviene a nivel político. Sacan unas y esconden otras, pero al final las emplearán todas. Por otra parte, los sindicatos lo que están intentando a toda costa es conseguir algo para no tener que hacer la huelga general, porque ya era hora que se hubieran levantado y se hubieran ido de la mesa.

¿Se refiere a CCOO y UGT?

Sí. CCOO y UGT están buscando motivos para salvar la cara. Si no fuera tan patético y tan dramático, sería chistoso. Siguen horas y horas hablando, pero saben que no se puede mover. Están salvando la cara al Gobierno del PSOE. Desgraciadamente es así, lo vistan como lo vistan.


¿Esta reforma beneficia a las pensiones privadas?

El objetivo de toda la operación no es otro. Tiene un calado que supera al europeo, es mundial. Todo esto se inicia con el informe del Banco Mundial del año 1994, desde entonces están dando pasos en esa dirección. El Pacto de Toledo en 1995 fue hacia esos objetivos y ahora han visto una oportunidad fantástica de hacerlo dentro de los programas de ajuste. Si aceptáramos que todo esto es necesario, me pregunto por qué se quiere hacer en 2011 cuando en el peor de los casos los problemas del sistema público empezarían en el año 2023.

¿Por qué debemos confiar en quienes han fallado siempre con las predicciones?

Cierto. Fallaron con la proyección de la población. Nos dijeron que el sistema público quebraría con el cambio de siglo, etc. Son fallos garrafales. En el fondo de todo esto hay una operación de largo alcance del sistema financiero. Piensa que los grandes fondos de pensiones son el primer inversor del mundo. De todos los flujos de capitales que hay rondando por todo el mundo, representan el 22%. Mucho mayor que cualquier otro. Se juegan mucho.

¿Es complicado darle la vuelta a esta situación?

No es complicado, es un problema de poder. Bastaría con que se hiciese una fuerte reforma fiscal para que los impuestos pagasen una parte importante de las pensiones. ¿Por qué demonios los pensionistas tienen que estar financiados con las cotizaciones de los trabajadores y de las empresas? ¿Quién financia el Ejército, la Casa Real, la Educación, etc.? Muy fácil, los impuestos. ¿Por qué las pensiones se tienen que pagar con las contribuciones de los activos? Los argumentos existen, pero es un problema de poder.

¿El Gobierno del PSOE no tiene poder?

No, en absoluto. Ni poder, ni voluntad.

¿Y el europeo?

Tampoco. Piensa una cosa, y es que el año 1988, antes del informe del Banco Mundial, el Estado español aprobó la ley que permitía las pensiones privadas con fuertes desgravaciones fiscales. Esto viene de lejos.

¿Está planificado?

Creo que sí. Aprovechan ahora porque es buen momento. El argumento de Zapatero de que somos tan machos que nos sacrificamos por algo que hay que hacer..., no es verdad que haya que hacerlo de esa manera.

¿A su juicio, qué es lo que habría que hacer?

No es sencillo. Primero, que nadie firme pensiones privadas. La publicidad es más fuerte que nunca en este momento. No creernos que las pensiones públicas están en crisis, porque no es real y es dudoso que lo vayan a estar en las fechas que nos dicen. Si fuera así imaginémonos, hay otros remedios: como pagar con impuestos, pero para eso hace falta una reforma fiscal con fundamento.

¿Cómo se podría aplicar?

Hay como tres etapas. ¿Qué se puede hacer inmediatamente? Subir las contribuciones. Porque los viejos somos familia de los jóvenes, si no hay pensiones, quién va a mantener a los viejos. Segundo, depurar los gastos que paga la Seguridad Social que no tendría que pagar. Por ejemplo, las bonificaciones a los empresarios por contratación. Revisar qué gastos tiene que pagar. Y, en tercer lugar, subir los intervalos de salarios; cada pensión entra en un intervalo de salario, el máximo salario es de 3.186 euros. Que se suba para que paguen más. Pero lo más importante es la mejora del mercado de trabajo. Hay pocos cotizantes, hay cuatro millones de parados que están a la espera de contribuir, pero que no tienen trabajo. Habría que mejorar eso y llevar adelante una reforma fiscal profunda.

Ya, pero con la última reforma laboral hemos ido al otro lado, a la precarización del mercado.

Cierto. Nos dicen que es un problema serio, sí; pero no hay voluntad de enfrentarlo con seriedad, se están enfrentando dentro de parámetros que hacen imposible alcanzar una mínima solución. A plazo más largo, creo que es importante ofrecer perspectivas reales. Creo que debemos ir a un sistema de pensiones que no tenga relación con la vida laboral de la gente. Si resulta que la riqueza de un país es fruto del esfuerzo de ese país, ¿por qué tienen que pagar las cotizaciones los activos? ¿Por qué no tiene que pagar el capital? Si de la riqueza la mitad se va al capital, sería lógico que el capital pague una parte del mantenimiento de los ancianos. Ahora, no pagan nada.

¿La tercera etapa?

La tercera sería buscar otros sistemas a plazo largo, pero a corto y medio plazo no hay ninguna inminencia que haya crisis de la pensiones. Desde 1971 la riqueza del Estado español se ha doblado. Si somos más ricos que nunca, ¿dónde está el dinero? Hay que cambiar el planteamiento de los gobiernos, porque no he encontrado una referencia al bienestar de los pensionistas.

El bienestar de los mayores les preocupa poco, porque aquí en Hego Euskal Herria el 71% de los pensionistas están por debajo del umbral de la pobreza.

En el Estado español llega al 84%. Hay que hacer un esfuerzo por desmitificar su planteamiento. Nos dicen que hay más viejos y menos trabajadores, lo que nos lleva a la consecuencia de que falta dinero. Hay que contestarles qué hacemos con los viejos, quién les mantendrá. Ésa es la clave, porque una vez que abandonas el trabajo ya no cuentan contigo.

¿Qué le parece que, a pesar de estos recortes y agresiones a los pensionistas y a los trabajadores, UGT y CCOO hayan apoyado las medidas derivadas del Pacto de Toledo desde 1995?

Tristemente son cómplices en el proceso de privatización de las pensiones. No son tontos. Lo justifican como complemento de las pensiones. Han asumido que las pensiones públicas están en peligro. Si fuera verdad, el complemento de las pensiones podría ser público también. En Catalunya una parte del aumento de salarios de los funcionarios va a fondos privados [como en la CAV] y no puedes renunciar. BBVA, con CCOO y UGT, tiene montada una empresa para gestionar las pensiones privadas. Lo justifican diciendo que si están es mejor, porque controlan ese tema. Pero eso les da un montón de dinero. Si ellos creen lo que dicen, es que están mal asesorados, y si no lo creen, es mucho más grave todavía. Qué capacidad van a tener frente a BBVA, si ni el BBVA la tiene.


El 27 en Hego Euskal Herria y en Galicia habrá huelga.

El Gobierno español tiene descontado eso, pero está bien. Hay que volver a recuperar la presencia y el poder desde abajo.

«Una tercera parte de lo que aportas al sistema privado de pensiones se va en comisiones»

¿Si no hay dinero en el sistema público para garantizar las pensiones, tampoco lo habrá en el privado?

Ése es otro de los problemas. Si de verdad no tenemos recursos, imagínate en una situación de guerra, hay racionamiento para todos. Pero nos dicen que no hay para sostener el sistema público, pero sí puedes hacer un plan de pensión privado. Hay dinero.

¿El sistema privado pierde?

Está perdiendo dinero por todas partes. ¿Cuánto tienes que tener para que te den una pensión privada similar a la pública? La patronal del sector Inverco indica que, para obtener una pensión de 898 euros al mes después de 35 años de cotización, tendrías que tener 225.000 euros acumulados y para tener una pensión de 2.400 euros, que es la máxima de la Seguridad Social, tendrías que tener acumulados 751.265 euros. Y, por supuesto, no está asegurado. Las cotizaciones sociales te aseguran la pensión, pero estos fondos privados no, porque los privados pierden. Está claro, nos quieren llevar a la ruina, a adelgazar el Estado de Bienestar para que se quede en un mero Estado Asistencial.

¿Pierde siempre el que menos tiene?

El que más tiene siempre es la banca y el sistema financiero. Según Ignacio Zubiri, un economista ortodoxo que ha estudiado este tema, el coste de las comisiones es el 37% de la pensión en 35 años, porque te cobran más de un 1% en comisiones. Una tercera parte de lo que aportas al sistema se va en comisiones para los bancos y las entidades. Es un coste altísimo.

J. BASTERRA

FUENTE: KAOSENLARED

1 comentario:

  1. Aviso a navegantes porque me lo han preguntado. Yo no estoy ni en Facebook ni Twitter, aunque hay personas, con la que comparto nombre y apellido, que tienen cuentas en estas redes sociales, pero no soy yo. Aprovecho la ocasión para decirle, querido lector, que si algún artículo de esta bitácora le gusta y quiere compartirlo con sus contactos en Facebook o Twitter, sólo tiene que clicar en el icono correspondiente debajo de cada entrada y ya está. ¡Gracias!

    ResponderEliminar