martes, 10 de agosto de 2010

PRAGA/PARÍS/BARCELONA

La exposición "Praga/París/Barcelona. Modernidad fotográfica de 1918-1948" en el MNAC

Si están o se pasan por Barcelona estos días, no se pierdan esta magnífica exposición que estará hasta el 12 de septiembre en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en el Palacio Nacional, Parque de Montjuïc.


No es la primera vez que podemos ver en Barcelona una exposición así (recuerdo una muestra fotográfica sobre la República de Weimar con obras de las vanguardias fotográficas), pero es una magnífica oportunidad de ver nuevamente fotografías de Man Ray; Brassaï; Jean Moral (foto de arriba) o Karel Novák, o de los catalanes Pere Català Pic; Emili Godés; Josep Sala o Gabriel Casas, entre otros.

En la época de entreguerras, en Praga y París, se produjo una verdadera revolución artística que protagonizaron las vanguardias influidas por la escuela creativa de la revolucionaria Bauhaus. El surrealismo, el dadaísmo, el constructivismo, se impusieron en la creación fotográfica que viviría una época de fuerte experimentación donde las solarizaciones, los fotogramas; las sobreimpresiones; los fotomontajes y el fotografismo, no sólo invadieron los estudios y laboratorios de los fotógrafos considerados artistas, sino de los documentalistas, los fotógrafos de modas y los fotógrafos publicitarios. En este último caso, en la publicidad, fue muy significativa la obra de Pere Català Pic (padre del también fotógrafo Francesc Català Roca), que además tendría un destacado papel como cartelista durante la Guerra Civil Española. Josep Massana también destacó en la publicidad. Y Ramón Batlles y Josep Sala en la fotografía de moda. Por su parte Emili Godés realizó un interesante trabajo de macrofotografía de plantas e insectos, en la línea del alemán Karl Blossfeldt, con sus fotografías de formas vegetales. Todos estos nombres formaron parte del movimiento La Nueva Objetividad.

Josep Masana

Estas nuevas corrientes y movimientos artísticos tuvieron su expresión en las revistas gráficas de la época. De la fotografía más clásica y formal se pasó a una fotografía sin complejos, que experimentaba el medio y se alejaba de la tradición pictorialista. Los contraluces; el movimiento; las formas abstractas; los picados y contrapicados; y los reportajes de crítica social, de repente llenaron las páginas de las revistas más de vanguardia. Estas publicaciones difundieron el movimiento que entró en España a través de Cataluña. En Barcelona se publicó la revista D’aci i d’allà, comparable a sus hermanas europeas. Impulsada por Joaquín Gomis y el grupo ADLA (Amics de l’Art Nou) se editó desde 1918 a 1936. De alguna D’aci i d’allà que corre por casa recuerdo las estupendas fotos del francés afincado en Barcelona, Emmanuel Sougez. Claro está que, pese a honrosas excepciones, la fotgrafía en España aún estaba muy poco considerada. Era la hermana bastarda de la pintura y el grabado. Luego vendría la contienda civil y, con ello, otra vez el ostracismo y el olvido.
Pere Català Pic

En fin, que en esta exposición podrán ver la estupenda calidad de los fotógrafos catalanes citados cuyas circunstancias, políticas y sociales que les tocaron vivir, impidieron que fueran conocidos y valorados internacionamente como se merecían.

Emili Godés
© JAVIER CORIA

INFORMACIÓN PRÁCTICA: La entrada cuesta 3,50 € (el primer domingo de mes es gratuita) y hay visitas guiadas incluidas en el precio. Presentando la entrada en la tienda del museo le hacen un 5% de descuento si decide comprar el catálogo de la exposición. Por cierto, del catálogo hay dos ediciones, una en catalán/francés y otra en castellano/inglés. Las visitas comentadas se hacen los sábados a las 11h., en castellano, y a las 12,30 h., en catalán. El recorrido dura 1,30 h. Las plazas son limitadas, por lo que es aconsejable llegar con antelación y apuntarse. Horario: martes-sábado, 10-19 h.; domingos y festivos: 10-14:30 h.; lunes cerrado. Más información aquí: http://www.mnac.cat/index.jsp?lan=002

2 comentarios:

  1. Yo no estaré por Barceona, pero sería sin duda curioso de ver cómo todas esas fotografías que en su época eran raras y hasta escandalosas hoy están integradas en la publicidad y las manejamos cotidianamente

    ResponderEliminar
  2. No te creas, yo aún veo fotografías de aquella época y creo que no se han superado. Incluso pienso que cualquier editor gráfico de los de ahora (con mucha cultura informática pero nula cultura histórico-artística, por no decir sin ninguna cultura), te devolvería una de estas fotos por estar "movidas" o "sin foco". Tú ya sabes, Baquero, que en la novela pasa lo mismo. Ahora han descubierto el costumbrismo y las novelas de espadas como lo más de lo más. Cosas veredes, Sancho.

    ResponderEliminar