sábado, 3 de mayo de 2014

LLUEVEN LUCIÉRNAGAS (MICRORRELATO)


Por: Javier Coria

Aquella noche un cometa errante cruzó el firmamento. De su fulgurante estela se desprendieron millones de partículas fosforescentes que cayeron como una lluvia de luciérnagas sobre la ciudad. Ríos de plata discurrieron por el asfalto que, a su paso, arrastraron ánimos oscuros e iluminaron los sumideros. Todos miraron al cielo, donde los astros, giraban mientras los sueños regresaron al cálido amparo del plenilunio estival.
 
(Microrrelato inspirado en un sueño. Barcelona, junio de 2011)
 
FOTO: Lluvia de luciérnagas en un paraje de Japón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada