jueves, 22 de mayo de 2014

GUILLEM CIFRÉ IN MEMORIAM


Por: Javier Coria
 
El pasado viernes 16 de mayo fallecía, a la edad de 62 años, nuestro colaborador y amigo Guillem Cifré. Era un orgullo para Rambla que, la mirada irónica y surrealista del gran dibujante, cerrara las páginas de nuestra revista.
 
Se dice que los dibujantes de cómics e ilustradores de nuestra época son todos herederos de los grandes historietistas de la editorial Bruguera; los que hicieron posibles tebeos como Pulgarcito,  El DDT o más tarde la aventura  independiente del Tío Vivo. Todos, los Mariscal, Montesol, Gallardo, Max, etc., son hijos de la llamada “escuela Bruguera”, que formaban Peñarroya, Escobar, Giner, entre otros. Pero es que Guillem Cifré le venía su pasión por el dibujo por línea directa, ya que era hijo del gran Guillermo Cifré Figuerola (1922-1962), creador de los personajes como “El repórter Tribulete”, “Don Furcio Buscabollos” o “Cucufato Pí” y que, junto a los citados, fueron los más luminosos ejemplos de dibujantes de tebeos, ilustradores y cartelistas de aquellos años.
 
 
Guillem Cifré comenzó en la revista Mata Ratos, donde encontró a los históricos dibujantes de Bruguera, pero también a los jóvenes como él que más tarde emprenderían las aventuras del cómic underground. Claro que antes colaboraría en El Papus y en El Hincha Enmascarado, un periódico satírico sobre el mundo del fútbol; como su padre, gran amante del fútbol, que dibujaba las tiras cómicas del diario deportivo Dicen. Luego vendrían las revistas que un cursi llamaría de culto, me refiero a Star, El Víbora, Cairo o El Paseante. Trabajó con sus tiras diarias en periódicos como El Mundo, La Vanguardia, Diari de Barcelona, El Periódico de Catalunya y, durante muchos años, en el Avui. Si Cifré padre y sus compañeros utilizaron las historias cotidianas, plasmándolas con humor y comedia, para trascender una realidad gris y triste, Cifré hijo llenó sus tiras de prensa de humor del absurdo y humor negro, con imágenes oníricas y surrealistas, de clara inspiración kafkiana, casi siempre, sin utilizar el recurso del texto o el bocadillo de diálogos. También trabajó para TVE, Canal Plus y TV3; precisamente con la televisión pública catalana tenía un proyecto que incluía su conocida serie de animación: El Tío del Final. En el año 2009, Cifré recibió el Premio Nacional de Cómic de Catalunya por su libro Artfòbia II. Y en el año 2004, le concedieron el Premio Junceda. Algunos de sus álbumes más memorables son Modernas y Profundas (Complot, 1990), Historias de El Tío del Final (Glénat, 2003) o sus dibujos en la antología Almanaque Ilustrado del Fin del Mundo (Edicions de Ponent, 2009).
Sus amigos Jordi Costa en El País, y Juan Bofill en La Vanguardia han recordado a Cifré, incluso el conseller de cultura, Ferran Mascarell ha dicho de él que fue el “gran renovador de la ilustración catalana”. Pero también es cierto que la ingratitud y el olvido son moneda corriente, y sólo nos acordamos de los grandes cuando nos faltan. Después de años de trabajos de gran calidad artística, y en parte por la crisis económica general, y por la crisis particular de la prensa, lo cierto es que Cifré estuvo sin trabajo estos años; combatiendo la desesperanza con creatividad e iniciando siempre nuevos proyectos para intentar cambiar el estado de las cosas. Otro compañero de Rambla, el grafista e ilustrador Evelio Gómez conocía muy bien a Cifré, él me pasa el siguiente texto inédito y póstumo de Cifré, un proyecto nunca realizado y dedicado a su padre, que falleció en el año 1962, después de extenuantes jornadas de trabajo realizando dibujos solidarios para recoger fondos para los damnificados de las inundaciones en Catalunya, del 25 de septiembre del citado año. Sirvan estas líneas para enviar nuestro pésame a familiares y amigos y para despedir a un amigo que estuvo con la revista Rambla desde sus inicios.
 
 
PROYECTO 1962
 
El proyecto 1962, no quiere ser una recopilación de acontecimientos  de este año, ni un retablo cronológico, pero sí un homenaje a mi padre que murió en noviembre de este año. Quiero recoger y exponer, desde mi punto de vista, las situaciones que recuerdo y compartir visualmente las historias de un año que nos dejó diferentes acontecimientos que marcaron la vida a muchísima gente: las grandes inundaciones en Catalunya, la solidaridad de los vecinos y del pueblo español. Mi padre Guillem Cifré, junto con otros ilustradores y dibujantes, hizo incontables dibujos que fueron vendidos a la gente en una campaña de solidaridad que organizó Radio Barcelona, con Joaquín Soler Serrano al frente debido a su prestigio y popularidad. Yo estuve con los dibujantes, viéndoles trabajar con habilidad y rapidez, ya que eran muchos los que solicitaban sus dibujos. El proyecto 1962, se desarrollará sobre un largo panel a modo de tapiz, recuperando imágenes y recuerdos, ilustrando las diferentes partes con dibujos y utilizando el collage y otras técnicas intentando conjuntar  una visión  de los acontecimientos ocurridos en el año 1962.

 
Esta ilustración continua, mostrará partes de unas vidas, partes de la historia y de una serie de sucesos formando un gran un tapiz a modo del "tapiz de Bayeux", donde se expondrán las vivencias, alegrías, deseos y frustraciones de un niño que vio y vivió ese año entre la curiosidad de un entorno cambiante, desde un inicio del año con la perspectiva de un año lleno de color y alegría hasta llegar a los sucesos ya mencionados y terminando el año con la gran nevada que cubrió Barcelona el 26 de Diciembre…
 
Esta gran postal panorámica, por así decirlo, de un formato de 21,0 cm x 20 metros, impresa digitalmente en un soporte papel, se dibujará a pluma B/N y color con el estilo de ilustración del autor, acompañado de algún fragmento fotográfico, los dibujos serán escaneados y tratados con ordenador para ir empalmando las diferentes fragmentos como si se tratase del montaje de una película, un álbum de recuerdos con elementos encontrados y otros materiales que justifiquen y autentifiquen ese recorrido por la memoria del año 1962, recortes prensa, carteles cine, billetes de transporte y otros elementos, algunos tridimensionales…

 
El estilo de las ilustraciones y los recursos gráficos utilizados serán diferentes según el tema que se esté relatando en cada momento. El modo de narrativa gráfica también variará, habrá momentos más explícitos que otros. La acción, algunas veces estará situada en interiores por donde deambularan personajes a modo de” tira” con "gag". Se tratará de contar sensaciones de un fragmento de tiempo de formas diversas. Siempre me han gustado los chistes SIN PALABRAS que aparecían en las revistas de Editorial Bruguera, este recurso creativo también sería incorporado en el relato gráfico del tapiz.

El proyecto definitivo se realizará con un laminado del tapiz impreso sobre un soporte rígido Forex, fraccionando las partes para conseguir un mejor transporte e instalación del montaje final. A fin de que haya una comprensión de todo lo expuesto gráficamente o simplemente para dar una visión  general de aquel año, incorporaría un texto (al final del recorrido de1962) de un escritor que hubiese vivido los hechos.
 
Guillem Cifré
 
Publicado originalmente en la Revista Rambla

No hay comentarios:

Publicar un comentario