viernes, 5 de octubre de 2012

TSUJII: LAS MANOS CON VIDA PROPIA



Su nombre es Nobuyuki Tsujii y es un pianista y compositor japonés de 24 años. Dicen que cuando contaba con tan sólo 2 años ya tocaba las escalas musicales en un pequeño piano. El músico, dotado de una memoria prodigiosa (Tsujii es ciego), es capaz de aprender conciertos enteros de oído. Aquí interpreta Campanella, obra del genial violinista Niccolò Paganini, y que fue adaptada para piano por otro genio, Franz Lizt. Era tal el virtuosismo de Paganini y la dificultad de sus interpretaciones, que se extendió la leyenda de un “oscuro pacto diabólico”, y decían que el mismísimo Diablo movía sus dedos. La leyenda se acrecentó al encontrar en sus manuscritos una misteriosa anotación que se repetía y ponía: “Nota 13”. Lizt no se quedaba atrás, ya que cuentan que era capaz de alcanzar dos octavas del piano con cada mano. Por cierto, Giuseppe Tartini, violinista italiano compuso una obra titulada el Trino del Diablo. Quizá en otra ocasión hablaré sobre los misterios en la música. 

Para algunos, Tsujii está tocado con la Gracia Divina, aunque mueve endiabladamente los dedos, son ellos, los dedos, los que parecen tener vida propia en esta interpretación, sin duda, una de las mejores interpretaciones de Campanella que corren por la Red, no me extrañan los 3 minutos de aplausos. Fíjense en las manos cuando está saludando, para mí que siguen tocando.


Si no puede ver el vídeo siga el enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada