lunes, 23 de abril de 2012

JOSÉ HIERRO ILUSTRADO

Hierro ilustrado (Nórdica Libros) recoge los poemas esenciales de un autor que ya forma parte de nuestra tradición, en una edición que pretende ser no solo una referencia para entender su trayectoria poética y vital sino una completa e inédita noticia de su faceta como artista plástico. Retratos, autorretratos, paisajes y elementos diversos extraídos a golpe de mirada germinal sobre lo absoluto y también sobre lo infraordinario conviven junto a sus poemas como lo hicieran en vida de un hombre que amó el mundo, su luz, sus texturas; que se fascinó y nos conmovió desde la humanidad y su palabra.


José Hierro (Madrid, 1922-2002). José Hierro nace el 3 de abril de 1922 en Madrid, pero a los dos años se traslada a Santander, ciudad que será testigo de su juventud. De 1939 a 1944 pasará por diversas cárceles de España bajo la acusación de pertenecer a una red clandestina de ayuda y socorro a los presos. En 1952 Francisco Ribes le incluye en la Antología consultada de la joven poesía española y comienza a trabajar en Editora Nacional. En los inicios de los setenta dirige una tertulia poética en el Ateneo y un programa en Radio Nacional, donde permanecerá hasta su jubilación en 1987. Fallece el 21 de diciembre del 2002 en Madrid. En 1947 publica Tierra sin nosotros y Alegría recibe el Premio Adonáis. Un año después ve la luz Con las piedras, con el viento... Le siguen Quinta del 42 (1953), Antología poética (1954), Estatuas yacentes (1955), Cuanto sé de mí (1957) —por el que recibe el premio de la Crítica y el Premio Juan March— y Libro de las alucinaciones (1964), que obtiene de nuevo el Premio de la Crítica. En 1981 recibe el premio Príncipe de Asturias. En 1990 se edita Agenda y se le concede el Premio Nacional de las Letras. En 1995 se le concede el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y es nombrado Doctor Honoris Causa por la UIMP de Santander. En 1998 concluye Cuaderno de Nueva York y se le concede el Premio Cervantes y el Premio de la Crítica y es elegido académico de la Real Academia de la Lengua. En el 2002 es nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Turín.



Si no ve este video siga el enlace


LUZ DE TARDE

Me da pena pensar que algún día querré ver de nuevo este espacio,
tornar a este instante.
Me da pena soñarme rompiendo mis alas
contra muros que se alzan e impiden que pueda volver a encontrarme.

Estas ramas en flor que palpitan y rompen alegres
la apariencia tranquila del aire,
esas olas que mojan mis pies de crujiente hermosura,
el muchacho que guarda en su frente la luz de la tarde,
ese blanco pañuelo caído tal vez de unas manos,
cuando ya no esperaban que un beso de amor las rozase...

Me da pena mirar estas cosas, querer estas cosas, guardar estas cosas.
Me da pena soñarme volviendo a buscarlas, volviendo a buscarme,
poblando otra tarde como ésta de ramas que guarde en mi alma,
aprendiendo en mí mismo que un sueño no puede volver otra vez a soñarse.

(De "Alegría", 1947)


NOTA: Gracias a Diego Moreno, el editor, por facilitarme estas magnificas ilustraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario