lunes, 9 de abril de 2012

AL OESTE CON LA NOCHE


“¿Has leído el libro de Beryl Markham “West with the Night”? Llegué a conocerla bastante bien en África y nunca habría sospechado que pudiera y quisiera ponerse a escribir excepto para hacerlo en su diario de vuelo. Pero así lo ha hecho, y tan bien, tan maravillosamente bien, que me avergüenzo de mí como escritor. Me sentí como un simple carpintero de las palabras (…). Espero que lo consigas y lo leas porque es un libro endiabladamente bueno.” Ernest Hemingway

Beryl Markham, una de las pioneras de la aviación en África y famosa entrenadora de caballos, recogió en Al oeste con la noche, publicada por primera vez en 1942, sus vivencias en el continente africano. El libro abarca treinta años de su vida, desde su infancia en Kenia a principios del siglo XX: donde llegó con su familia a los cuatro años, se crió jugando con los niños nativos en la granja familiar y donde aprendió de su padre a criar y entrenar caballos de carreras; hasta sus aventuras como piloto: trabajando en el servicio de correos, en rescates de mineros y cazadores heridos en zonas inaccesibles, en el rastreo de piezas para grandes safaris o siendo la primera mujer en cruzar el Atlántico en solitario de este a oeste.


Al oeste con la noche es más que el relato de una vida apasionante, es un libro bellísimo del que destaca su capacidad de evocación, que despertó la admiración por ejemplo de Ernest Hemingway y de la que fue su mujer, y autora del prólogo de esta edición, Martha Gellhorn.

Beryl Markham (1902-1986) nació en Inglaterra, pero a los cuatro años su familia se mudó a Kenia, entonces África Oriental Británica, donde su padre compró una granja en Njoro, cerca del Gran Valle del Rift. Aunque muy pronto su madre decidió regresar a Inglaterra, la pequeña Beryl se quedó con su padre en Kenia y creció rodeada de naturaleza jugando con los nativos y aprendiendo en la granja familiar el oficio de criadora y entrenadora de caballos, convirtiéndose en la primera mujer que obtuvo el título de entrenadora de caballos en Kenia.


Independiente, valiente e impetuosa, Markham, casada y divorciada tres veces, llegó a ser la mejor preparadora de caballos de carreras de su época, con seis ganadores del Derby de Kenia en su haber. Asimismo se interesó por la aviación, empezó como piloto especializada en áreas rurales y fue la primera mujer que sobrevoló el Atlántico en solitario de este a oeste. Fue también una mujer de legendaria belleza que protagonizó algunos sonados amoríos, como el que mantuvo con el duque de Gloucester en 1929. Karen Blixen (cuyo seudónimo literario fue Isak Dinesen, autora de Las memorias de África) y Denys Finch Hatton (el cazador británico y amante de Blixen) se encontraban entre su círculo de amistades.

Prólogo: Martha Gellhorn

Traducción: Miguel Izquierdo

1 comentario:

  1. Toda la razón. Es un libro bellísimo.
    Historia muy interesante de una gran mujer, inteligente, valiente y, además, hermosa. Para que luego digan...

    ResponderEliminar