jueves, 29 de diciembre de 2011

RUDYARD KIPLING ILUSTRADOR


Curioseando en la biblioteca de mi cuñado escocés encontré un tomito de los cuentos para niños de Rudyard Kipling (Just so Stories), fechado por la editorial Macmillan en Londres de 1951, pero impreso en Edimburgo en ese mismo año. Kipling publicó estos curiosos cuentos en 1902, pero no voy hablar de los textos, sino de las ilustraciones. Les confieso que no conocía la faceta como dibujante de kipling, aunque es posible que leyera algunos de sus libros sin advertir que las ilustraciones eran suyas. Fuere como fuere, y esperando no contravenir ningún derecho de autor, me he permitido escanear algunos de los magníficos dibujos que, como verán, tienen una fuerte carga simbólica y cuyo significado, por lo menos el más evidente, lo conocerán si leen los cuentos. Existen ediciones en castellano con el título Los cuentos de así fue, ya saben: “Así fue como un camello consiguió su joroba”, “así fue como el leopardo consiguió sus manchas” o “así fue como se escribió la primera carta”…














En los dibujos vemos cabezas de elefantes, representación de la deidad hindú Ganesh, aunque tiene más de cien nombres distintos que sus devotos recitan en interminables letanías. Removedor de obstáculos, se le considera el protector de las artes y de las ciencias, y guardián de las letras durante las lecturas de las sagradas escrituras. Pero por poco que se fijen en un dibujo (justo el de arriba) verán una cruz sospechosa, pero no, no es la esvástica nazi (por cierto, logotipo de la sociedad secreta Thule), sino la swavastica hindú, símbolo solar de la buena suerte y el bienestar. La primera es dextroversa, o lo que es lo mismo, que sus aspas cruzadas están hacia la derecha, siguiendo la dirección de las agujas del reloj, y la segunda es sinistroversa, con los brazos hacia la izquierda. Pero tanto una como otra son muy antiguas, y aparecen en varias culturas y religiones primitivas, como en las catacumbas cristianas, en la Bretaña, en Irlanda, en la citada India…

Lauburo en una pila bautismal cristiana en Alemania

Firma de Kipling con la swavastica

Trisquel en el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Miño (Chantada/Galicia)

En nuestro territorio tenemos, por ejemplo, un par de cruces que recuerdan a la cruz gamada, una es el trisquel celta que se puede encontrar en Galicia (y en otras culturas célticas y germánicas), y la esvástica conocida como el lauburo, en el País Vasco, pero presente también en diversas culturas. Kipling adornaba algunas portadas de sus libros con la swavastica, pero pocos años antes de que el partido nazi llegara al poder, el novelista ordenó a sus impresores que las retiraran, para que no pensaran que simpatizaba con el nazismo. En mayo de 1935, Rudyard Kipling dio una conferencia advirtiendo el peligro que suponía para Inglaterra la Alemania nazi.

© JAVIER CORIA

2 comentarios:

  1. Interesantísimo,eres un pozo de sabiduría y de sorpresas, tus notas son laberínticas, te llevan a varios destinos, si quieres buscar, claro... thule (?), símbolos sagrados,la masonería de Kipling...

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias!, Lalibela, nombre que significa "el que las abejas respetan", o algo así, por una leyenda sobre el rey de Etiopía del mismo nombre. Bonita ciudad con el misterio de sus iglesias cristianas rupestres excavadas en la roca y con indudables símbolos templarios. Yo conocí a una Lalibela en un foro…

    ResponderEliminar