lunes, 7 de noviembre de 2011

"El policía descalzo de la Plaza San Martín"


NOTA EDITORIAL

Después del éxito internacional de Crimen en el Barrio del Once, primera novela de la serie, llega un nuevo caso para el comisario Lascano.

Recuperado de sus heridas, Lascano decide ponerse en acción y salir en busca del peligroso general Giribaldi con el fin de recuperar la pista de Eva, la misteriosa mujer de la que está enamorado. Asesinos, ladrones, policías y militares se dan prisa en redefinir sus roles en esta etapa de la transición argentina que pasa de la dictadura a la democracia. Lascano acepta un trabajo que le dará el dinero necesario para iniciar esta búsqueda de Giribaldi: ha de encontrar al Topo Miranda, un delincuente que robó dinero negro de un banco.


Lascano tendrá también que vérselas con policías involucrados en el negocio de la droga,así como con el propio Giribaldi,y terminará estableciendo una relación íntima con el ladrón al que persigue.


NOTA: Es curioso, pero hace cuatro años yo ya leí estas dos novelas que, por cierto, sólo se podían encontrar en librerías de género que tenían línea directa con Argentina, en Barcelona “Negra y Criminal” y en Madrid “Estudio en Escarlata”. Decía que lo curioso es que entonces estas dos novelas se titulaban de diferente manera: La aguja en el pajar y Delincuente argentino, respectivamente, cosas del mundo editorial.

Ernesto Mallo (La Plata, Argentina, 1948), guionista, dramaturgo y periodista independiente argentino, ganó el Premio Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón (2007) con la novela de esta misma serie Crimen en el Barrio del Once, protagonizada por el comisario Lascano, y que fue seleccionada por The Crime Writers´Association para el prestigioso Premio Dagger a la Mejor Novela Policiaca Internacional 2011. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano, inglés y alemán. Vive y trabaja en Buenos Aires.

Página de Ernesto Mallo

1 comentario:

  1. Carta de la librera "negra y criminal":

    El Perro Lascano en La Barceloneta

    Cuando un autor viene por la librería, cuando le conocemos, nos ocurre que, después, al leer sus libros le ponemos el rostro del autor al personaje. Muchos de ustedes nos han comentado que al leer a Carvalho, le ponen la calva y los bigotes del propio Manuel Vázquez Montalbán, o que Kurt Wallander tiene en la imaginación de ustedes el rostro triste y bonachón de Henning Mankell.

    En el caso de Ernesto Mallo, no es fácil la identificación porque su Comisario Lascano es de los duros y el no tiene pinta de serlo, su mirada es más bien irónica. Mallo estará el jueves día 17, por Barcelona en una apretada agenda de entrevistas, comida con periodistas y libreros, reunión con el club de lectura de los Mossos d´Esquadra, y cena con los miembros del club Cómplices de Negra y Criminal.

    En algún momento pasará por la librería a firmar ejemplares de cualquiera de las dos cortas y excelentes novelas que hasta ahora ha publicado, con el Comisario Lascano, el Perro Lascano, como protagonista. Buenos Aires, años duros, personajes de los tiempos que les han tocado vivir. Páginas densas, sin líneas de desperdicio, no dirán aquello de “le sobran tantas páginas”.

    Nuestro consejo como “libreros de familia” es que lo lean, pero es mejor si lo leen dedicado por el autor. Y para ello, si nos dan un nombre haremos que Ernesto Mallo se lo dedique el jueves próximo. Nos lo dicen antes del jueves al mediodía.

    ResponderEliminar