martes, 15 de febrero de 2011

LA CARICATURA POLÍTICA (y V)


LA PIONERA DE LAS REVISTAS SATÍRICAS

El semanario satírico inglés Punch, fue sin duda la revista europea con más largo recorrido e influencia en el campo del humor y la caricatura política. Fundada en 1841 por Henry Mayhew, fue la revista del género más conocida del mundo sobre todo por sus continuas sátiras de la familia real inglesa. Se cerró en 1992 después de ciento cincuenta y un años de publicación. En 1996 fue resucitada por el magnate Mohamed al Fayed cerrando definitivamente en 2002. Los grandes caricaturistas y humoristas británicos pasaron por sus páginas, entre ellos estuvieron Leech y Gillray que satirizaban sobre los políticos, Rowlandson que hacía lo propio con la aristocracia o Cruikshank que ironizó sobre las instituciones del siglo XIX.


LOS PERSONAJES MÁS CARICATURIZADOS

William Pitt: El todopoderoso primer ministro británico (1783-1801 y 1804-1806) fue uno de los políticos más parodiados de su época. Su patriotismo antifrancés le hizo gozar de gran popularidad, no siendo ello óbice para que fuera criticado por sus medidas contra la libertad de expresión o sus fiestas pantagruélicas.


Napoleón I Bonaparte: Los caricaturistas británicos se ensañaron con la imagen del Emperador, que solían dibujar como un enano gruñón. Cruikshand predijo la derrota de la campaña de Rusia en una memorable caricatura donde se ve al corso cubierto de hielo y rodeado de cadáveres. En las hojas anónimas que corrieron por España durante la Guerra de Independencia, se dibujaba a su hermano José I Bonaparte con botellas colgando de sus ropas o con forma de pepino en referencia a los apodos Pepino y Pepe Botella con el que se le conocía, por ser su primera orden la desaparición del impuesto sobre los alcoholes.


Alejandro Lerroux: La particular personalidad de este político español fue objeto de los caricaturistas. Su verborrea demagógica y obrerista fue muy parodiada en la prensa satírica, sobre todo cuando se vio salpicado por el llamado “escándalo del estraperlo”, unas concesiones fraudulentas a casinos de ruletas trucadas en el que participaron personas de confianza de Lerroux.



Winston Churchill: Como uno de los políticos más importantes del siglo XX, fue de los personajes más caricaturizados. Su liderazgo como Primer Ministro durante la II Guerra Mundial lo hizo blanco del departamento de propaganda nazi. Precisamente el propio Churchill era un maestro en neutralizar al oponente con burlas o ironías. Durante la contienda, su gobierno tenía un departamento de guerra psicológica que inventaba chistes sobre Hitler y los dirigentes nazis.


Adolf Hitler: Su físico tan alejado del ideal ario que preconizaba, fue ampliamente dibujado por los caricaturistas. Como es lógico, los humoristas del bando aliado fueron los que más satirizaron sobre Hitler, pero también la prensa humorística alemana lo hizo blanco de sus burlas. El caso más claro lo tenemos en Simplicissimus que le dedicó numerosas portadas.


JAVIER CORIA

Publicado originalmente en la revista CLÍO, año 4, núm. 45, julio de 2005

FIN




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada