miércoles, 17 de noviembre de 2010

EL MISTERIO DE LA ANTIGUA CAPILLA


Qué me dirían si les digo que en la antigua capilla de una iglesia que data de 1920 se esconde una verdadera maravilla que sorprendería...

...a las mentes más preclaras del saber científico de siglos pasados. Lo que allí se guarda no lo imaginaron ni los escritores más visionarios, como Julio Verne o H.G. Wells.

Les voy a hablar de MareNostrum, no del mar Mediterráneo, sino de una máquina sorprendente que se aloja en un entorno digno de una novela de misterio. Alguien la llamó “La bestia binaria”.


MareNostrum es una supercomputadora, pero no una cualquiera, es el superordenador más potente de Europa y el cuarto del mundo. Está ubicada en la antigua capilla de la Torre Girona, una iglesia de 1920 que es un anexo de la Universidad Politécnica de Cataluña. En lo que es la sede del Centro Nacional de Supercomputación. No me digan que el conjunto, y la propia máquina, no son de una belleza extraña.

MareNostrum puede hacer 94 billones de operaciones por segundo. Me dicen que, por ejemplo, podría reproducir el funcionamiento del cuerpo humano o prever los efectos del cambio climático.


Desde que comenzó su instalación, toda una obra de ingeniería digna de una obra faraónica, se ha ido ampliando hasta los 120 metros cuadrados y las 40 toneladas que tiene ahora. Pueden imaginarse los sistemas anexos subterráneos de alimentación y refrigeración que mueven y cuidan de los 10.240 procesadores de que costa este verdadero cerebro encerrado en una urna de cristal.


Quien quiera la puede ver de cerca, ya que se organizan visitas de 30 a 45 minutos. Los interesados pueden escribir aquí. O rellenando un formulario aquí.


Agradezco a Sara, de la Oficina de Prensa del BSC, el permiso para reproducir las imágenes de esta nota.

© JAVIER CORIA

© FOTOS: Por cortesía del Barcelona Supercomputing Center

2 comentarios:

  1. Sorprendente, crees que me la prestarían para hacer la lotería Primitiva. En serio, creo que voy a llevar a mis alumnos a esa visita, desconocía que en Cataluña estuviera ese superordenador. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Realmente impresionante, había escuchado hablar de ella, pero no había visto fotografías.
    Saludos

    ResponderEliminar