domingo, 29 de agosto de 2010

PLAGA DE PALOMAS


En 1911, un terrible crimen cambia la vida de varias familias residentes en Pluto (Dakota del Norte) y sus alrededores, una ciudad de población blanca en la frontera oeste de una reserva de indios chippewa. Los años pasan y los descendientes de los asesinos y de las víctimas se mezclan, casándose. Las nuevas generaciones con cruce de sangre crecen ignorando el pasado, pero poco a poco descubren que sus pasiones, destinos y secretos están irrevocablemente marcados por una historia de violencia e injusticia.


Basada en un hecho real, sucedido en Dakota del Norte en 1897.

Un terrible acto de racismo se halla en el corazón de la última novela de Louise Erdrich: en los primeros años del siglo XX, después de que cinco miembros de una familia blanca fueran asesinados, una partida de hombres atrapó a unos indios a los que aplicaron «lo que se llamó entonces justicia sumarísima». Colgaron a tres hombres y a un muchacho, aunque uno sobrevivió milagrosamente, mientras el verdadero asesino de la familia Lochren permanecía impune.
Las ejecuciones atormentarán al pueblo de Pluto (un pequeño asentamiento blanco en la frontera oeste de la reserva ojibwe, en Dakota del Norte, que en tantas novelas de Louise Erdrich ha aparecido), pero a lo largo de las décadas, las vidas de los descendientes de las víctimas y los verdugos se verán entrecruzadas un sinfín de veces y de las formas más inesperadas.

2 comentarios:

  1. Qué buena pinta tiene. Si están bien contadas, me apasionan estas historias de un crimen o una tragedia latente que resucita muchos años después

    ResponderEliminar
  2. No es una lectura fácil, la novela tiene una compleja e interesante estructura y la autora un estilo muy peculiar, la narración es muy bella.
    Quien busque truculencia no la encontrará, a pesar de los trágicos acontecimientos, es pura poesia.

    ResponderEliminar