jueves, 11 de febrero de 2010

MÁSCARA DE LA MUERTE

Sin duda, esta es una de las esculturas más impactantes del cementerio de Montjüic de Barcelona (España). El motivo de traerla a este blog es doble. Por una parte dar a conocer el arte y la historia que se esconde en algunos cementerios, y por otro pagar una antigua deuda. Resulta que por error mío, en el libro “Epitafios: La voz de los cementerios”, se me coló una errata al poner el pié de foto de esta tumba. La atribuí a la del catedrático de anatomía Francesc Farrera Framis, cuya tumba tiene un esqueleto yacente encima de la lápida, obra del escultor Rossend Nobas, y que también está en Montjüic.

Pero cualquier conocedor de este camposanto sabrá que ésta es la tumba de la familia Juncosa. En su día recibí una amable carta de los biznietos del finado, a ellos va dedicada la fe de erratas. La escultura reproduce a Nicolau Juncosa Sabaté, nacido en Poboleda (Tarragona) en 1865, y fallecido el 31 de enero de 1932 en Barcelona a la edad de 66 años y dejando viuda, Jacinta Vendrell, y varios hijos, hermanos y nietos. El señor Juncosa fue concejal, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y Diputado provincial de Tarragona por el Partido Republicano Democrático Federal (PRDF). La esquela publicada en el peridódico La Vanguardia que he consultado, termina con una fórmula que siempre me ha llamado la atención:

“El Cardenal Arzobispo de Tarragona y el Obispo de Barcelona se han dignado en conceder 200 días y 50 días de indulgencias respectivamente, en la forma acostumbrada”

Según esto, el difunto se ahorraría 250 días de pena en el Purgatorio, que dice la Iglesia que ya no existe, por cierto. Aunque las indulgencias a difuntos… ¿Cómo lo diría?, no tienen carácter vinculante, no son ejecutivas, son: per modum suffragii. Es un ruego de la Iglesia a Dios, que tiene la última palabra, claro.

La pieza es del marmolista Antonio Pujol, claro que desconozco si es obra suya, de algún miembro de su taller o en colaboración con otro escultor. Como por estos pagos se pasan varios expertos les dejo a ellos ampliar más detalles.

Lo que me dijeron los familiares del señor Juncosa es que él mismo encargó la escultura al marmolista. Esto era común en la época. Muchas familias burguesas catalanas, cuando encargaban su casa a un arquitecto, en el lote también incluían la última morada. Por ello son numerosos los panteones modernistas en este cementerio. La colaboración de marmolistas, escultores, maestros de obras, arquitectos, orfebres, etcétera, en las llamadas “artes menores”, como la cerámica, la forja, el mosaico o la cristalería... han dejado varios ejemplos interesantes en los cementerios de Barcelona. En el de Montjüic hay obras de arquitectos como Puig i Cadafalch; Josep Vilaseca; Juli Maria Fossas, y de escultores como Enric Clarasó; Josep Llimona o Alfons Jujol.

El título de este post se debe a una técnica utilizada en la escultura que nos ocupa, técnica llamada “Máscara de la muerte”. Consistía en hacer un molde de la cara del modelo. Se utilizaban unos lienzos empapados en yeso que luego se dejaban secar. De ahí la fidelidad de los rasgos físicos. Pero a mí lo que siempre me ha llamado la atención es la belleza de éstos ángeles descarnados. La exactitud anatómica al reproducir los huesos y la sutiliza de los pliegues de los sudarios y ropajes que los cubren levemente. Fíjense en la cara del esqueleto y como muestra la “transparencia” de la tela.

© JAVIER CORIA
FOTO: © Javier Coria. Película en B/N, T-Max 100 ASA.

12 comentarios:

  1. Aunque me hicieron la consulta en el mail, lo explico aquí para público conocimiento. En principio no están autorizadas las fotos en los cementerios municipales, ni en los privados tampoco. En mí caso, y para el trabajo sobre Montjüic, que fueron varios días de visitas y utilizaba trípode y demás mandangas, tuve que solicitar un permiso especial en los Servicios Funerarios de Barcelona, en la calle Sancho de Ávila. Por si no lo saben, este cementerio es tan grande que tiene una línea de autobuses interna y un servicio de vigilantes, armados, que hacen rondas en motos de montaña. No sé, quizás cuando la comunidad de este blog sea mayor, podemos organizar alguna visita guiada a dicha necrópolis y solicitar un permiso colectivo para fotografiar. Se aceptan sugerencias.

    ResponderEliminar
  2. Sugerencias nose pero reservas aceptas? Yo me apunto a dicha visita guiada!

    ResponderEliminar
  3. Si comentas tú laS visitaS,apúntanos también.Se pueden pedir permisos,que duran 15 días,en http://www.cbsa.es/.

    ResponderEliminar
  4. Esperemos a que haga mejor tiempo, en primavera por ejemplo, que uno tiene una edad y las humedades no le van bien. Llegado el momento ya haré un post sobre la visita dando tiempo que la gente se apunte o simplemente una cita para que aparezca quién quiera. Mira si coincidimos con una de las sesiones espíritas que se hacen en la tumba del espiritista Colavida, la más visitada por los brasileños que llegan Barcelona... No en vano, en Brasil, el espiritismo es una religión con un millón de seguidores.

    ResponderEliminar
  5. No lo sabía, pero los cementerios tienen departamento de Marketing (Si Carandell levantara la cabeza...). Me han facilitado, gracias Esther, un mail donde un tipo muy simpático no pone problemas a estas iniciativas culturales. ¿Os imagináis una reunión del departamento de marketing de un cementerio? ¿Qué hacen?... estudios de ventas, tendencias de negocio, "nichos" de mercado, nunca mejor dicho lo de nicho y perdón por la cacofonía... De aquí sale una novela...

    ResponderEliminar
  6. Hoy es el 26 aniversario de la muerte de Julio Cortázar, como me han recordado, acaecida un día como hoy de 1984. Un autor que seguro que trataremos a estas páginas, más pronto que tarde. Salud para todos los Cronopios que son y han sido.

    ResponderEliminar
  7. Me apunto a esa salida, ya irás dando más datos ¿vale? En primavera estará muy bien, mis huesos también se quejan:-)
    No entiendo que para hacer fotos en los cementerios de Barcelona haya que pedir permiso, ¿tuviste que pagar por él? Te vas a cualquier camposanto europeo y no tiene ninguna pega.
    Fuera de Barcelona capital tampoco nunca he tenido ningun problema.
    La escultura que nos traes es genial. La del Dr.Farrera Framis está en la entrada prioncipal, subiendo a la derecha.
    Tu post me ha gustado mucho, escultura funerari, modernismo:-)
    Petons i bona nit!

    ResponderEliminar
  8. No, no tuve que pagar. En el único sitio que tuve que dar una propina más que generosa y aún así al enterrador/encargado le pareció poco, fue en el cementerio de animales. Del que hablaré en el próximo post. Bon día.

    ResponderEliminar
  9. gracias Javier, reposteado
    http://javiercoria.blogspot.com/2010/02/mascara-de-la-muerte.html
    también nos apuntamos a tu ruta. será un placer

    ResponderEliminar
  10. http://pervive.com/blogs/general/la-mascara-de-la-muerte/
    corrijo el link. disculpa

    ResponderEliminar
  11. Que yo sepa, ya se hacen visitas guiadas por el cementerio de motjuiic, mostrando las obras modernistas de dicho lugar. Creo que son los primeros domingos del mes, no lo se el cierto.

    ResponderEliminar
  12. Hace poco, 20 de julio de 2010, estuve haciendo una excursión al Montserrat más mistérico y oculto junto con siete amigos/as. Subiendo a la camareta donde está la Virgen de Montserrat, y haciendo el ritual de pasar delante de la "Moreneta" y poner la mano izquierda sobre la bola que sostiene, me contaron una historia sobre una pequeña talla de madera que te recibe antes de pasar delante de la virgen. Allí podemos ver una pieza de madera de 1,40 m. de altura aproximadamente que representa a un monaguillo sosteniendo una arqueta para los donativos. Un niño de Manresa o de Monistrol, ahora no recuerdo, tenía mucha ilusión por entrar en la escolanía del monasterio, pero una leucemia se lo llevó antes de cumplir su sueño. Los monjes, conocedores del hecho, no dudaron en acudir a la casa del pequeño para hacerle una máscara mortuoria y, con ella, tallaron la pieza que hoy se puede contemplar en el lugar citado. La verdad que conociendo la historia, impresiona estar delante de esta talla.

    ResponderEliminar